Obesidad infantil y genes

La obesidad infantil puede tener una predisposición genética 

La obesidad infantil, que suele atribuirse al tipo de alimentación y a la inactividad física, tiene también un componente genético. 

Una nueva investigación, publicada en la revista Nature Genetics, muestra dos nuevas variantes genéticas que aumentan el riesgo de obesidad infantil, y que también están implicadas en la obesidad en adultos.
Obesidad infantil y genes
 
A través de una colaboración internacional, se analizaron los datos de ADN de niños con obesidad común procedentes de 14 estudios. Finalmente se incluyó un total de 5530 niños de ascendencia europea, cuyo índice de masa corporal (IMC), en la mayoría de los casos, era igual o superior al percentil 95, y 8318 controles con un índice de masa corporal por debajo del percentil 50. 
 
Identificaron dos variantes nuevas asociadas significativamente con el riesgo de obesidad infantil. Concretamente la variante denominada rs9568856, cerca del gen OLFM4 en el cromosoma 13, y la variante rs9299 del gen HOXB5, en el cromosoma 17. 
 
Estas dos variantes, que hasta ahora no habían estado implicadas en la obesidad, también estaban en los adultos, pero no eran tan fuertes como en los niños. 
 
Bradfield JP, Taal HR, Timpson NJ, Scherag Am Lecoeur C, Warrington NM, y col. Nature Genetics (2012). Online.
 
 
Enlaces relacionados con obesidad infantil:

Obesidad infantil y vitamina D

Cómo evitar la obesidad infantil

Hábitos saludables que hay que enseñar a los niños

Añadir Comentario

Subscribe!