¡No seas víctima de la burundanga!

¿Qué se puede hacer para evitar que anulen nuestra voluntad para cometer delitos?

Es una droga no tiene sabor, ni color ni olor, así que es imposible de detectar a simple vista u olfato. Puede estar en un vaso de agua, dentro de un periódico o pañuelo que al abrirlo esparza su contenido en polvo y ser aspirado vía nasal, diluido en algún licor, inyectado en algún alimento, o incluso en cigarillos.

Se suele dar con mucha frecuencia escapolamina a personas que previamente han consumido alcohol, ya que así confunden los efectos de la droga con los del alcohol. 

 

Cómo evitar la burundanga

 

La burundanga es un peligro real pero usando ciertas medidas de precaución se minimiza casi completamente el riesgo. Y un aspecto muy importante es aleccionar a los jóvenes sobre ella.

• Las bebidas deben ser siempre abiertas delante de ti.

 

• Trata de permanecer en zonas iluminadas, donde si alguien quisiera poner alguna droga a tu comida o bebida, puedas verlo.

 

• No dejes la bebida abandonada en ninguna discoteca, aunque se trate de un simple refresco.

 

• No aceptes bebidas de desconocidos, sobre todo si ya están abiertas.

 

• No huelas ningún perfume de manos de extraños.

 

• Evita los grupos de desconocidos que se acerquen con la excusa de preguntar por una dirección o pidiendo que por favor les leas un papel o un mapa, sobre todos si está en sitios poco concurridos.

 

• Evite conversaciones con extraños en la cola del banco.

 

• Precaución cuando alguien sacude un pañuelo delante de ti, o cuando un extraño se te acerca con un pañuelo diciendo que tienes manchada la ropa o la cara.

 

• Evita los vendedores ambulantes, predicadores religiosos o supuestos empleados públicos que acuden a casa.

 

En caso de que nos encontremos afectados, mareados, o somnolientos:

Nada más advertirlo, hay que solicitar ayuda de inmediato a amigos o a algún responsable de la seguridad del local.

Otra sugerencia en caso de sospechar haber sido envenenado, simula un desmayo o que tienes convulsiones. El delincuente sabe que la droga en exceso causa convulsiones y es posible que al verte así salga huyendo.

 

Seguir leyendo:

Añadir Comentario

Subscribe!