La comida grasa puede ponernos de mal humor

El consumo de grasas insaturadas se asocia con un aumento de la irritabilidad y de la agresividad

Los ácidos grasos trans son un tipo de ácido graso insaturado que se encuentran en el procesado industrial de algunos alimentos como la hidrogenación, en el cual cambian su configuración y pasan de ser grasas insaturadas a grasas saturadas, solidificándose.
Se encuentran en alimentos fritos, snacks, productos horneados (bizcochos, bollos, galletas) y comidas preparadas.
El consumo de ácidos grasos trans provoca en el organismo un efecto más negativo que la grasa saturada ya que aumenta los niveles del colesterol LDL y de triglicéridos, reduce el llamado colesterol bueno (HDL), por lo que favorece el riesgo de padecer enfermedades coronarias y del corazón.
Además, también se ha demostrado que los ácidos grasos trans inhiben la producción de ácidos grasos omega-3, que experimentalmente se ha demostrado reducen la agresividad. 
 
La comida grasa aumenta la irritabilidad
 

Consumo de grasas e irritabilidad

Un estudio, realizado en 945 adultos proporciona la primera evidencia que relaciona el consumo de grasas trans con comportamientos negativos , que van desde la impaciencia hasta la agresión.

Los investigadores utilizaron información referente a la dieta y realizaron evaluaciones de comportamiento para analizar la relación entre la ingesta dietética de ácidos grasos trans y la agresión o irritabilidad.

La media de edad de los participantes fue 57 años, y la media de consumo de grasas trans por día fue de 3,49 gramos.
Encontraron que los participantes que comieron más grasas trans tenían mayores puntuaciones en medidas relacionadas con actos de conducta asociados a la agresión hacia uno mismo, otras personas y objetos.
 
 
Golomb BA, Evans MA, White HL y Dimsdale JE. PLos One (2012). Más información
 
Seguir leyendo: 

Ninguna Respuesta

Añadir Comentario

Subscribe!