Autofagia: el trabajo del Nobel de Medicina 2016

Yoshinori Oshumi, el ganador del Nobel de Medicina 2016.

Ohsumi descubrió los mecanismos que sirven de base para la autofagia, un proceso celular que se encarga de la degradación y reciclaje de los componentes celulares.

La célula dispara la autofagia como un mecanismo fisiológico de supervivencia, en un intento de luchar contra situaciones adversas, como la adaptación al hambre o la respuesta a la infección.

Autofagocitosis: La técnica del último Nobel de Medicina

 

¿En qué consiste la autofagia?

Se trata de un mecanismo por el cual la célula puede eliminar y reciclar sus propios contenidos encerrándolos en unas vesículas autofágicas (membranas en forma de saco) y transportándolos a unos compartimiento celulares, llamados lisosomas, para su reciclaje o para su degradación.

Con la formación de las vesículas autofágicas, la célula consigue eliminar desde agregados proteicos hasta orgánulos dañados, por lo que supone un mecanismo que permite a las células sobrevivir en condiciones de estrés. También tiene un papel esencial en la obtención de nutrientes en condiciones de ayuno y en la lucha contra las infecciones.

Aunque aún está en estudio, parece que la autofagia sería un modo alternativo de muerte celular programada que se ha observado tanto durante el desarrollo como durante algunas enfermedades neurodegenerativas.

Yoshinori-Ohsumi-nobel-2016

Yoshinori Oshumi Ganador del Nobel de Medicina 2016

 

Cómo la célula recicla su contenido.

Los primeros pasos de la investigación del nuevo ganador del Nobel de Medicina 2016, permitió identificar los genes esenciales para la autofagia en levaduras. Las células de levadura son relativamente fáciles de estudiar, y por eso se utilizan como modelo para las células humanas que son bastante más complicadas.

Las células humanas empleaban una maquinaria similar a la de las levaduras.

Los descubrimientos de Oshumi han permitido mejorar la comprensión de cómo la célula recicla su contenido.

La autofagia es fundamental en muchos procesos fisiológicos, tales como en la adaptación a la inanición o la respuesta a la infección. Las mutaciones en los genes autofagia pueden causar la enfermedad, y el proceso de autofagia está involucrado en una serie de condiciones como el cáncer y enfermedades neurológicas.

 

 

Seguir leyendo: 

 

 

 

Añadir Comentario

Subscribe!