Euribor e Hipotecas en noviembre

El euribor y las hipotecas

El Euribor se incrementó hasta el 2,328% durante el mes de noviembre. Según el banco de España el Euribor a un año, la principal referencia que utilizan las Bancos y Cajas para fijar los tipos de interés de las hipotecas, subió en el citado mes 0,012 centésimas.

No obstante, en comparación con noviembre de 2003, este índice se redujo en 0,082 puntos. Esto es una buena noticia. Significa que las cuotas de las hipotecas que tengan que ser revisadas con referencia al Euribor de noviembre descenderán un poco. Por ejemplo, una familia con una hipoteca “media” de 120.000 euros a 20 años, deberá pagar unos 5 euros menos al mes, con lo que en todo el año el ahorro ascenderá a 60 euros. La cuota a pagar será mayor para quienes revisen sus hipotecas con referencia semestral, ya que el euríbor de mayo fue del 2,209%, inferior al de noviembre, con lo que para el mismo crédito tipo medio de 120.000 euros a 30 años, el encarecimiento será de 7,29 euros.

Los tipos del Banco Central Europeo

Así las cosas, los tipos de interés siguen una trayectoria bastante estable. No obstante, esta ligera subida de noviembre supondría que los mercados están proyectando que de aquí a un año, el Banco Central Europeo (BCE) podría elevar muy ligeramente los tipos de interés en un 0,25 – 0,50%, no antes del tercer trimestre de 2005.

La fortaleza del euro frente al dólar es un factor que garatiza la estabilidad.

Pero no el único. Los últimos datos macroeconómicos de Alemania -matizados por el hecho de que la confianza empresarial vuelve a subir después de nueve meses- y el alto precio del petróleo retrasan la recuperación de la economía. De hecho muchos países, entre ellos el nuestro, han estimado a la baja sus previsiones de crecimiento económico.

En este marco la demanda de hipotecas a un tipo de interés bajo (” hipotecas baratas”) y el actual volumen de demanda de viviendas podría continuar a corto plazo, dada la influencia de los préstamos a bajo interés en la compra de viviendas. En todo caso, según algunos expertos del sector, consultados por Euroresidentes, empieza a haber síntomas de claro agotamiento enla demanda especulativa de viviendas y un estancamiento en la compra de viviendas de segunda mano puestas a la venta con precios de referencía que el mercado se niega a absorber.

Enlaces de interés: