Un perro aparece en el funeral de su dueña a kilómetros de distancia

La lealtad y el amor perruno hace cosas increíbles, y por muchas películas emotivas que podamos ver nunca se acercarán a la realidad, que la supera con creces. Esta es la emotiva historia de un perro que se negaba a vivir sin su dueña humana. Veamos la historia del perro Bayron Max

 

Bayron Max, el perro que recorrió millas y llegó al funeral de su dueña

 

Sucedió en Montemorelos, México

Quien cuidaba al perro Bayron Max, era una mujer conocida como Doña Rosalba Quiroz. Esta señora lamentablemente enfermó y tuvo que dejar su rancho atrás y pedir a algunos familiares que cuidasen de sus animales. 

 

 

Pero antes de estar de gravedad, ella seguía yendo a alimentar a sus queridos animales de granja y a su perro mientras pudo, y veía cómo su perro la esperaba ansiosamente hasta que regresaba. Pero su enfermedad se agravó y ya no pudo seguir volviendo al rancho a alimentarlos.

Al no poder  ir ella a su propiedad, los familiares fueron al rancho a alimentar a los animales y vieron que el perro había desaparecido. Seguramente éste sintió la necesidad de buscar a su dueña y escapó de allí. No quisieron darle la mala noticia a Doña Rosalba debido a su estado y para no preocuparla. Ya no supieron nada más de Bayron Max

Finalmente, Doña Rosalba falleció. Pero algo sorprendió a la familia

La señora Rosalba padecía de cáncer y murió 15 días después de que su perro desapareciera. Increíblemente, Bayron Max apareció en el velatorio de su dueña que se encontraba a kilómetros de distancia de su rancho. El perrito, sin que nadie supiera cómo fue que llegó ahí, vino a despedirse de su dueña.  ¿Será que siguió su olor hasta encontrarla allí? 

Los dueños de la funeraria tuvieron que hacer una excepción para poder dejarlo estar ahí:

Nosotros por lo regular no dejamos entrar animales, pero como el perro aullaba y con sus patitas rasgaba la puerta lo dejamos entrar.

 

Aquí anduvo el animalito. Llegó el sábado en la mañana y se quedó hasta el domingo, andaba de un lado para otro, iba y se acostaba al lado del féretro, luego como que aullaba y volvía a acostarse.

-Añadió un empleado de la funeraria.

 

Bayron tuvo que caminar kilómetros hasta llegar a la funeraria. Debió ser su instinto, las ganas de encontrar a su dueña y la conexión que tenía con ella lo que lo trajo hasta allí. 

 

Nunca habíamos visto un caso así, y a todos nos sorprendió de cómo el animalito sin conocer llegó solito para despedirse de su dueña

-Señaló un encargado de la funeraria

 

Bayron Max el perro que recorrió millas hasta llegar al funeral de su dueña

Fuente: elmanana.com.mx

 

La mujer antes de morir, pidió a su familia que cuidaran de su perro

Doña Rosalba en su última petición, pidió a su familia que protegiera al perro después de que ella se marchara, y les contó que en sus momentos más duros en sus crisis de dolor producidas por el cáncer, su perro se acercaba a ella y la abrazaba y consolaba con sus patas, y entendía que estaba sufriendo.

 

Vayan por él por favor, denle de comer

-Pedía siempre la mujer a sus familiares.

 

Esperamos que puedan cumplir la última petición de la señora Quiroz, y Bayron Max el perrito sea cuidado y tenga un bonito hogar.

Una vez más, los perros nos conmueven con sus historias, y un nudo en la garganta nos dejan con su asombrosa lealtad y fidelidad eterna