Mesas de verano

Vota por Euroresidentes, nominado mejor portal de España 2006
Llega el verano y nuestras preferencias de decoración de hogar se dejan llevar por esta temporada en la que el tiempo permite que abramos nuestras ventanas y puertas y disfrutemos del aire libre.

Si su hogar lo permite, lo ideal es disponer de un espacio en el exterior, preferentemente protegido por una sombra adecuada, que podamos utilizar como comedor durante el verano. Si vivimos en zonas donde el tiempo no siempre acompaña en verano, podemos progeger nuestra terraza o espacio ante posibles contratiempos con cortinas o mamparas.

Los muebles de terraza y exterior no tienen porqué ser muy costosos y es posible con poco dinero y mucha imaginación crear un espacio con encanto para nuestras comidas y cenas veraniegas.

mesa de verano con sillas de mimbreTodo lo rústico y natural vale para nuestras mesas de verano – mesas robustas de madera (también podemos utilizar plástico si disponemos de poco presupuesto, pero una buena mesa de madera tratada para estar en el exterior durará más tiempo y es más bonita).

El mimbre es otra opción.

No hay nada como una cena al aire libre, y hoy en día hay muchas luces exteriores que compaginan muy bien con una decoración rústica y que no son nada caras.

Y si no dispones de un lugar exterior para montar tu mesa de verano, es posible adaptar tu comedor y crear un ambiente nuevo. Guarda las telas y manteles oscuros para el otoño, y opta por manteles, cojines y telas claras, blancas, floreadas y, sobre todo, muy alegres. Compagina estas telas con servilletas de papel o tela también claras.

adorno de mesa de veranoTira las flores secas, y compra flores naturales, para llenar tu comedor de color y olores veraniegos.

También podemos aprovechar las flores y plantas de temporada para crear preciosos centros de mesa de verano que dan un toque de distinción a nuestra mesa.