Encimeras de cocina

Si tiene la suerte de comprar una vivienda nueva y poder intervenir el diseño del interior, debería considerar con mucho cuidado no solo el diseño, sino también los materiales que se utilicen para la cocina y, especialmente, las encimeras ya que estas suelen ser una de las zonas de mayor trabajo en una cocina.

encimeras-cocina

Hay muchas posibilidades, desde marmol o granito (las mas caras) hasta madera o incluso hormigón para los que prefieren no gastar mucho. Aquí ofrecemos algunos consejos para tener en cuenta en el momento de decidir.

Antes de elegir un material para la encimera, debemos preguntarnos qué uso le daremos a la misma. Algunas cocinas combinan una encimera donde se preparan los alimentos con una barra donde se come. Otras encimeras son simplemente superficies donde se preparan las cosas. Otras tienen que ser suficientemente grandes para poder guardar utinsilios y botes.

Existen numerosas opciones de encimeras en el mercado. Aquí tenemos algunos de los materiales que se utilizan para encimeras con sus pros y contras según una de las expertas en diseño interior de About.com:

  • Granito: es la mejor opción si no nos preocupa el dinero.

    Es elegante y su belleza contribuye incluso la de la más modesta cocina. Pros: mantiene el calor; lo hay en bonitos colores. Cons: es muy caro; requiere muchos cuidados; absorbe la suciedad; se puede agrietar; la gama de colores disponible es limitada

  • Piedra modificada: este material, compuesto por un 93% de partículas de cuarzo, está disponible en una gama más amplia de colores que el granito, tiene una superficie no porosa resistente a las ralladuras y apenas requiere mantenimiento. Pros: resistente a la suciedad y los ácidos; cuidado sencillo. Cons: caro
  • Superficie sólida: es sólida y no se ralla. Se suele comprar a medida. Pros: la hay en múltiples colores y estampados; sin junturas; resistente a la suciedad. Cons: vulnerable frente al calor, que puede dañar su superficie; puede ser un poco cara
  • Azulejos de cerámica: son duraderos y fáciles de limpiar y no son caros, por lo que constituyen una buena elección para un hogar promedio. Pros: resiste el calor; fácil de limpiar; amplia gama de precios, colores, texturas y diseños. Cons: superficie irregular; los azulejos se pueden agrietar con facilidad; la separación entre azulejos acumula suciedad; los diseños personalizados son muy caros
  • Laminadas: material sintético recubierto de plástico con una sueva superficie fácil de limpiar. Se corta a medida.

    Pros: gran variedad de colores; mantenimiento sencillo; duradero; barato. Cons: es prácticamente imposible reparar las grietas y roturas; los remates y el frontal pueden ser caros

  • Madera: proporciona un aspecto cálido y está disponible en numerosos colores y acabados. Resulta el complemento ideal para una cocina rústica o con armarios de madera. Pros: fácil de limpiar; suave; se puede lijar y reparar. Cons: lo pueden dañar el agua y la suciedad con el paso del tiempo
  • Acero: proporciona un aspecto contemporáneo e industrial. Resiste el calor y es duradero. Se puede hacer a medida, evitando las junturas. Pros: resistente al calor; fácil de limpiar. Cons: caro; ruidoso; se puede abollar; no se puede cortar encima
  • Mármol: menos común debido a su elevado precio. Se mancha con facilidad y requiere un mantenimiento continuo. Pros: a prueba de agua y de calor; es hermoso. Cons: caro; poroso; se mancha con facilidad a menos que esté sellado a conciencia; se puede agrietar; puede necesitar sellados periódicos
  • Hormigón: es una buena opción si se desea una encimera con formas inusuales, pero su elevado precio no encaja en el presupuesto de la mayoría de la gente. Pros: resistente al calor; puede ser tintado; aspecto exótico e inusual; los aditivos reducen la porosidad; los nuevos acabados son más decorativos. Cons: precio elevado; se puede agrietar; puede parecer industrial; es poroso, aunque se puede sellar.

    Relacionados: Encimeras, Reformar la cocina con poco presupuesto, Decoración de cocinas