Decoración en Invierno

Decorar nuestra casa acorde con el invierno hará que nos resulte más cálida y acogedora. Un uso adecuado del color puede mejorar nuestro humor en los días sombríos o alejar la melancolía invernal.
Decorar la casa de acuerdo con las estaciones también es un modo de evitar que parezca desactualizada. A continuación indicaremos algunas ideas para cambiar unas cuantas cosas en nuestra habitación durante el invierno y transformar, así, el aspecto de nuestra casa.

Colores de invierno: probablemente no resulte práctico pintar la habitación cada cambio de estación. Pero sí podemos utilizar accesorios como cojines, velas, plantas etc. para resaltar la habitación con colores vivos, como el berenjena, el marrón chocolate o el burdeos. Cambiar los accesorios nos permite transformar nuestra casa para las diferentes estaciones fácilmente y sin gastar mucho dinero.

Para un diseño moderno, elijan los colores de la nieve y el hielo – el blanco, el plata y el turquesa dan lugar a un diseño invernal elegante. Resaltar la habitación con espejos, ramas de árboles y cristales para darle un aire de bosque encantado.

Tejidos de invierno: los tejidos hacen que una habitación parezca más cálida y suntuosa. Colgar unas cortinas gruesas de color violeta u otros colores vivos y colocar sobre el sofá una colcha de piel de imitación o de retales. Recurrir al terciopelo para crear un ambiente invernal lujoso o a los estampados escoceses para dar calidez a la habitación. Comprar los tejidos de invierno en primavera, cuando están de rebajas, para ahorrar dinero.

Arte de invierno: cambiar las obras de arte de acuerdo con las estaciones.

Los cuadros florales y grabados alegres pueden hacer que la habitación parezca tener más luz en invierno. Utilizar fotografías en blanco y negro de paisajes naturales para la habitación.

Decoraciones y adornos: utilizar la decoración navideña para resaltar la habitación en invierno. Se pueden retirar los elemento que son demasiado navideños, como las cintas y elementos decorativos brillantes o las luces, y mantener otro elementos más neutros, como los portavelas plateados, las piñas o una corona de bayas. Rellenar vasos de vidrio de bombillas brillantes. Utilizar guirnaldas con purpurina para decorar la repisa de la chimenea. Comprar vasos con brillantina y ramitas navideñas para hacer falsos arreglos florales.

Mobiliario de invierno: los muebles de madera maciza harán que la habitación parezca una cabaña de montaña y dan cierto calor. Los muebles tapizados en piel pueden añadir un toque de suntuosidad a la habitación en invierno. Las mantas grandes pueden servir como cobertores para los muebles y dar un aire más acogedor a la habitación. Poner muchos cojines con tela de retales. Recolocar los muebles, posiblemente centrándolos en torno a una chimenea u otra fuente de calor para el invierno.