Consejos para decorar dormitorios de adolescentes

Si la habitación de tus hijos no ha sido decorada desde que tenían 10 años, es hora de redecorar. Lo primero que hay que hacer es sentarse con ellos y debatir acerca de lo que le gusta y lo que no. Se trata de decorar su espacio y no estarán contentos ni cómodos si no pueden participar en el proceso. También habrá que tener en cuenta el tamaño de la habitación, el presupuesto con el que contamos y la viabilidad del estilo elegido, además de que no vaya a quedar obsoleto enseguida.

Si le gustan los animales, la mejor opción es el estilo tropical y, hoy en día, se ha hecho muy popular, por lo que será fácil encontrar los materiales, tejidos y accesorios necesarios. Este estilo combina la comodidad con un ambiente cálido y un fuerte sentido exótico. Utiliza estampados de pieles de animales, palmeras, accesorios de piel, etc.

El mobiliario debe ser cómodo y, además, cumplir una función. Por ejemplo, que le diván sea tan cómodo que se convierta en el punto de lectura favorito de tu hijo o un tronco a los pies de la cama que pueda duplicar el espacio de almacenaje de zapatos, ropa de cama, DVDs o cualquier otra cosa que tu hijo suela dejar tirado pro la habitación.

También se puede utilizar mobiliario de mimbre, bambú, hierro o juncos, y elegir tejidos suaves y exuberantes. Una colcha de piel de guepardo sintética es una perfecta elección. Mezclar estampados de animales, como de piel de tigre o de leopardo, con fotos de animales, como una lámpara de mono, un póster de un león en la pared o un taburete de elefante que se pueda duplicar para proporcionar asientos adicionales.

Otro estilo de decoración que nunca pasará de moda es el elegante gastado. Imagina una tapicería cómoda que parezca haber sido adquirida en un salón parisino donde haya podido ser utilizada por las celebridades del mundo literario y artístico del siglo pasado.

Ten en cuenta que “usado” no implica sucio ni andrajoso, sino que ha tenido una vida rica y larga y que todavía le queda mucho por delante. Este estilo utiliza los detalles arquitectónicos para dar a la habitación un aire de autenticidad. Busca pomos de vidrio de bordes biselados, complejos soportes para baldas de hierro o un reloj despertador art deco de latón. Busca accesorios de segunda mano en los mercadillos: vistosos soportes de candelabros decorados con parte de la pintura desconchada, de modo que deje entrever el hierro viejo que hay bajo ella. Los muebles de metal, como por ejemplo, un antiguo cabecero de latón, son perfectos para este estilo.

Procura utilizar también un color de fondo coherente con el estilo, como un blanco roto o marfil mate. Por último, cuelga unas cuantas ilustraciones para completarlo.

Otra posibilidad es decorar la habitación con diferentes tonos de azul tejano. A la mayoría de los jóvenes les encantan los vaqueros. Prueba con una silla tapizada de un tejido vaquero lavado. Incluye toques de tela vaquera en la habitación, como adornar un grupo de almohadones rojos con gruesos cordones vaqueros. Incluso podrías dar un aire tejano a las paredes; hay técnicas de pintura que imitan este tejido y serían perfectas para una habitación con un tema vaquero o incluso para un joven loco por los caballos. Utiliza también edredones y fundas de almohada vaqueras. Y puede que incluso encuentres sábanas y cortinas a juego. Mantén las paredes en colores neutros como un beige suave o un amarillo muy sutil. Utiliza un mobiliario informal.Los muebles de pino combinan bien con este estilo o bien puedes pintar de dorado tus viejos muebles de madera.

Otras ideas de decoración podrían ser:

  • Estilos de jardinería, con mobiliario tapizado con estampados florales y alfombras con dibujos de flores, buscando un equilibrio con paredes, suelos y cortinas lisas.
  • Estilos informales, entre los que se encuentran temas rústicos, deportivos, náuticos o de otros hobbies concretos….

  • Estilo hip-hop, si a tu hijo le gusta el mundo del hip-hop y grafitti, en vez de que vaya por allí pintando paredes, porque no invitarle a que decore su propio habitación. El resultado podrá sorprender a todos (esta idea solo es apta para los padres más atrevidos….). Además, cuando se canse se podrá pintar por encima para devolver a la habitación un aspecto más convencional
  • Decorar en blanco y negro: se puede resaltar el negro con toques de rojo o dorado, pero procurando mantener los colores del tema en lámparas, almohadas, marcos de fotos y demás elementos de la habitación.
  • Estilos contemporáneos, con líneas marcadas, mobiliario escultural, techos altos y cuadros con motivos geométricos. Utiliza paredes de ladrillo y evita cualquier estampado de flores, fruncidos, esculturas o detalles tradicionales.
  • Estilo campestre: tejidos de cuadros escoceses o de estilo campero con muebles blancos y toques rústicos.
  • Estilo europeo o parisino: estilo glamuroso y sofisticado, al estilo del viejo continente, con muebles y accesorios desde rococo, barroco o neoclásico al más moderno art deco y cabaret. Los principales colores son negro, blanco y dorado, con adornos de joyería. Elige mobiliario de época y seda y brocados como tejidos. También puedes añadir unos cuantos pósters antiguos de bares parisinos, señales de estaciones de trenes francesas y mesas y estanterías de hierro forjado.

La lista de posibilidades es infinita. Además supone una maravillosa oportunidad para hacer un proyecto conjunto con tu hijo adolescente que cada vez tiende ir mas por libre. Encontrar un estilo más adecuado a su personalidad y buscar juntos artículos de decoración es una actividad que sirvirá para uniros más.