Preparar el cuerpo para el verano

Consejos para ponerse en forma para el verano.

Prepara el cuerpo para el verano

1. Tonificación corporal de cara al verano

Empezar ya a hacer ejercicios de tonificación para sentirnos más seguros cuando nos tengamos que poner el traje de baño. Se puede practicar pilates para bajar barriga, esculpir los muslos y hacer que desparezcan las cartucheras; para los más ocupados es aún mejor entrenar con una máquina de vibración de las que suele haber en los gimnasios.

2. Mejorar el cabello

Si tenemos un cabello frágil, fino o endeble, probar a utilizar un buen champú. Suele ser necesario utilizarlo unos cuantos meses antes de ver los resultados, ya que el pelo crece despacio.

3. Arreglar la piel seca en codos y rodillas

La piel escamada en codos y rodillas no queda bien para lucir un pantalón corto o una falda, pero se puede resolver con una simple táctica de exfoliación a la hora del baño, utilizando una esponja corporal o cepillo corporal y, a continuación, la ayuda de una buena capa de crema hidratante, limón o aceite de oliva. Empezar ya y en 15 días el problema habrá desaparecido.

4. Tomar más ácidos grasos esenciales

Fortalecen las uñas y el pelo, mejoran el aspecto de la piel, agudizan el cerebro, mejoran el estado de ánimo, son vitales para la salud cardiovascular…; la lista es enorme. Tomar salmón, aceite de linaza y otros alimentos que contengan ácidos grasos esenciales o probar aceites de belleza orgánicos que los tengan.

5. Acudir a un profesional para que nos arregle las cejas

Un toque experto de tinte y depilación de las cejas es la clase de truco de belleza rápido que nos parece totalmente superfluo hasta que lo probamos. En menos de 10 minutos nuestras cejas pueden quedar irreconocibles. Otro aspecto positivo de acudir a un profesional es que con unas pinzas podremos mantener la forma durante meses.

6. Poner los pies presentables

Una buena pedicura es todo lo que necesitamos para preparar los pies para las sandalias. Acudiendo a un profesional para que haga el trabajo duro, luego, podremos mantenerlo nosotros durante semanas dependiendo de lo habilidosos que seamos limando uñas.

7. Hacer frente al bello corporal

Si nos damos prisa, todavía podríamos acudir a unas sesiones de depilación láser (la que promete una “reducción permanente” del bello corporal), pero es importante parar el tratamiento unas semanas antes de ir a la playa, ya que hace que la piel se vuelva muy sensible al sol.

8. Teñirse las pestañas

El rimel y la natación no son una buena combinación, pero el rimel se puede evitar totalmente tiñéndose las pestañas una semana antes de las vacaciones. Las que sean muy rubias pueden optar por un tinte marrón oscuro en lugar de negro, si se encuentran raras con este; para las morenas que quieran resaltar el volumen de sus pestañas, la mejor opción es el negro azulado.

9. Probar un autobronceador

Si experimentamos ahora con algunos autobronceadores encontraremos alguno que nos de un buen color, y que podamos confiar en su aplicación, antes de irnos de vacaciones. Si se quiere un bronceado de verdad (a pesar de lo malo que es para la piel), se pueden tomar unas pastillas que preparan la piel para sol y ayudan a prolongar el broceado.

10. Acudir a la peluquería

Hay quien piensa que puede ahorrar dejando esto para la vuelta de las vacaciones, pero es mejor darle un buen aspecto y cuidados al pelo antes de irnos de vacaciones, ya que de ese modo, cortaremos cualquier punta dañada o abierta antes de la exposición al sol, al mar o a aguas con cloro. También podemos pedir un tratamiento de color con brillo para proteger y preservar nuestro color, y que éste adquiera un brillo saludable.

Fuente: The Telegraph

Añadir Comentario