El consumo de sal puede aumentar el riesgo de fractura ósea en la menopausia

Las mujeres postmenopáusicas que consumen una mayor cantidad de sodio tienen 4 veces más riesgo de sufrir una fractura

Existen estudios que han demostrado que existe una correlación entre un consumo excesivo de sodio, el aumento de la pérdida de hueso y la disminución de la densidad mineral ósea.  
El consumo de sal puede aumentar el riesgo de fractura ósea en la menopausia

La ingesta excesiva de sodio parece ser un factor de riesgo para la fragilidad ósea

Un estudio japonés sobre osteoporosis, realizado en 213 mujeres posmenopáusicas, demuestra esta relación entre el exceso de sodio y el riesgo de fractura.
La ingesta media diaria de sodio de las participantes del estudio fue de 5.211 miligramos. En aquellas mujeres que consumían más sal, el promedio de sodio consumido por día era de 7.561 mg.
Los resultados del estudio mostraron que en comparación con los grupos con una menor ingesta de sodio, el grupo de alto consumo tuvo de 4,1 veces más probabilidades de tener una fractura ósea.
El aumento del riesgo es independiente de otros factores de riesgo comunes como la edad de la mujer, la densidad mineral ósea, índice de masa corporal, la ingesta de calcio y vitamina D, y el nivel en sangre de vitamina D, así como el equilibrio y la fuerza muscular.
 

Las personas de más de 50 años no deben tener una ingesta diaria de sodio superior a 1.500 mg.

 

 
Seguir leyendo: