4 cosas que no sabías sobre tu ombligo

Curiosidades sobre el ombligo

¿Sabes por qué algunas personas tienen el ombligo hacia fuera y otras hacia dentro?

Si quieres saber estas y otras curiosidades sobre el ombligo sigue leyendo.

Cosas que no sabías sobre el ombligo

¿De qué depende la forma de nuestro ombligo?

Muchas personas piensan que la razón por la que tienen el ombligo hacia fuera o hacia dentro se debe a la forma con la que se cortó y ató su cordón umbilical cuando nació, pero esto realmente no es así.

El ombligo es el remanente de lo que alguna vez fue el cordón umbilical.

Al nacer se corta el cordón umbilical y se sujeta con una pinza especial. Aproximadamente a la semana se seca y se cae, y lo que queda es el ombligo.

Por lo que la forma y el tamaño del ombligo dependen completamente de la forma en que se cicatriza después de que se cae el cordón.

 

Cinco cosas fascinantes sobre el ombligo que quizás no conocías

1. Los ombligos albergan una asombrosa diversidad de bacterias

Un estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, identificó 2,368 especies diferentes de bacterias en los ombligos de 60 voluntarios.

Aunque ocho especies de bacterias dominaban el microbioma de los ombligos, y representan el 45% de la población total, cada persona tiene bacterias distintas en sus ombligos.

 

2. El ombligo está conectado con el hígado

¿Qué hay detrás del ombligo?

El ombligo es un remanente del cordón umbilical externo, pero también hay restos internos de ese cordón.

El propósito del cordón umbilical es básicamente hacer circular la sangre rica en nutrientes y oxígeno de la madre al feto. Para hacer esto, el cordón umbilical contiene dos tipos de líneas de vida: una vena umbilical que suministra sangre al bebé; y dos arterias umbilicales que transportan desechos y dióxido de carbono del bebé y vuelven a la madre.

Dentro del feto en crecimiento, esas venas y arterias umbilicales se conectan al sistema circulatorio, al hígado y a la vejiga.

Cuando nace el bebé, comienza a respirar y se corta el cordón umbilical, las secciones internas de las venas y arterias umbilicales también se secan y se endurecen para formar un tipo de ligamento.

Esos ligamentos están unidos al interior del ombligo: uno de los ligamentos conecta y divide el hígado; y el otro se extiende hacia abajo en la pelvis, y puede funcionar como parte del sistema circulatorio cerca de la vejiga.

 

3. Los ombligos peludos son “imanes de pelusas”

¿De dónde viene la pelusa de los ombligos?

El pelo del abdomen atrapa trozos de fibra de algodón de la ropa, y los movimientos de la ropa sobre los pelos hace que las fibras vayan hacia el ombligo.

 

4. Algunas personas no ombligo

 Todos los mamíferos placentarios tienen ombligo. 

Incluso los gatos y los perros, sin embargo, curiosamente, no todos los humanos tienen ombligo. Uno de los casos más conocidos es el de la modelo Karolina Kurkova. 

Algunos bebés nacen con una hernia umbilical, en las que los intestinos atraviesan la pared intestinal. Se requiere cirugía que deja al bebé sin ombligo.

 

 

Lecturas relacionadas: