Cómo preparar un biberón paso a paso

¿Has decidido darle biberón a tu bebé?

Te explicamos todos los pasos necesarios para preparar correctamente un biberón.

como-preparar-biberon
 

Lo primero

Es importante seguir las instrucciones dadas por el pediatra y tener en cuenta las indicaciones del fabricante de la leche de fórmula.

Las cantidades van a depender de la edad del bebé y de sus necesidades nutricionales.
 

¿Cómo preparar un biberón correctamente?

Hay que seguir los siguientes pasos:
  • Lo primero es lavarse las manos con jabón antes de preparar el biberón.
  • Añadir el agua necesaria a la botella del biberón siguiendo las instrucciones del fabricante.

     Preferentemente utilizar agua embotellada, y aunque también podría utilizarse agua del grifo previamente esterilizada. Para esterilizar el agua, debe hervirse durante unos minutos.

  • Añadir la leche de fórmula en polvo. Es muy importante seguir las indicaciones del fabricante y utilizar la cuchara o cacito que viene en el envase.

Se debe llenar la cuchara con la leche en polvo y enrasarla con ayuda de un cuchillo u otro utensilio similar para eliminar el sobrante (no apretarla). Normalmente se utiliza una cucharada rasa por cada 30 ml de agua.

  • Verter el contenido de la cuchara en el interior del biberón que ya contiene el agua.
  • Colocar la tetina y agitar bien

 
Consejos importantes 

  • Debes comprobar la temperatura de la leche antes de ofrecérsela al bebé, ya que en caso de que estuviese muy caliente podríamos causar lesiones en la boca del niño. Para esto puedes depositar unas gotas del leche en la muñeca o en el dorso de la mano.¿Cómo preparar un biberón?

Si está demasiado caliente, podemos enfriarla poniéndola debajo del grifo durante unos minutos.

Y si está demasiado fría, podemos calentarla colocando el biberón en un recipiente con agua caliente y dejarlo reposar unos minutos. Agita bien el biberón para unificar la temperatura de la leche.

  • No se debe calentar los biberones en el microondas, ya que el calentamiento que se produce no es homogéneo, y pueden existir zonas muy calientes que pueden quemar la boca del bebé. 
  • Una vez que el niño ha sido alimentado debes desechar la leche que queda en el biberón.
  • Una vez preparados, los biberones puede almacenarse en la nevera menos de 48h. No se deben guardar en lugares donde las temperaturas pueden afectar a la calidad de la leche. 
  • Es conveniente esterilizar biberones, tetinas, tapas y anillos antes de utilizarlos por primera vez. Para ello podemos hervir el biberón y sus accesorios en agua durante cinco minutos, y después dejar que se sequen al aire. También se puede utilizar un esterilizador. 
  • Después de la primera esterilización, ya no es necesario esterilizar el biberón y los accesorios cada vez que se vayan a utilizar, basta con lavar estos artículos con agua y jabón y permitir que se seque al aire. Puede ser útil el uso de unas escobillas especiales para poder acceder a todos los rincones del biberón, aunque también se puede utilizar el lavavajillas. 
 

Seguir leyendo: