¿Cómo hacer que la menopausia sea una experiencia positiva?

 

La menopausia es una época de grandes cambios.

 
Muchos comparan la menopausia con la adolescencia, pero mejor, ya que las mujeres menopáusicas tienen más confianza en sí mismas y más experiencia. 
 
La transición a la menopausia puede ser un momento difícil, sobre todo cuando existen síntomas asociados que afectan a la calidad de vida de la mujer. Sin embargo, muchas mujeres experimentan la menopausia como un momento de inspiración, de libertad y de crecimiento personal.
 
 
¿Cómo hacer que la menopausia sea una experiencia positiva?
 
 
La actitud con la que se toma esta transición puede tener un tremendo impacto en cómo una mujer puede llevar la llegada de la menopausia.

Anticiparse con pensamientos negativos, como que la menopausia es un periodo de sofocos o de disminución del deseo sexual, hará que todos los posibles síntomas se vivan de una forma más intensa e incluso que se acabe cayendo en una depresión. 

 
El cambio de estos pensamientos y de las actitudes negativas puede acabar reduciendo todos los síntomas.
 
Aquí te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a transformar la forma con la que vas a experimentar la menopausia. 
 
  • Pensamientos positivos. La ausencia de pensamientos positivos tiene un impacto negativo en la salud y bienestar de las personas. Aprende a apreciar la vida. 
Un buen ejercicio sería pensar cada noche y anotar tres cosas positivas que te hayan sucedido durante el día y por las que estás agradecida. Mantén durante unos minutos estos pensamientos positivos en tu mente. 
  • Risa. La risa nos acerca pensamientos más positivos, además también puede estimular nuestro sistema inmunológico, mejorar nuestro aprendizaje y la memoria.
  • Tómate tiempo para ti misma. Hacer algo de ejercicio, comer bien o practicar alguna técnica de relajación pueden ayudar a reducir el estrés, que es perjudicial para la salud. Reducir el estrés diario aumenta la relajación muscular, relaja la mente, promueve las emociones positivas, el aprendizaje, la concentración, la creatividad, e incluso puede reducir síntomas como los sofocos, el insomnio o el dolor. 
  • Apoyo social. Compartir los miedos, las inquietudes o las preocupaciones con otras personas puede ayudar a hacer que la transición a la menopausia sea más llevadera.
 
 
 
Seguir leyendo: