¿Cómo aumentar la capacidad pulmonar sin hacer ejercicio físico?

Aumento rápido de la capacidad pulmonar sin esfuerzo físico ni ejercicio 

Cómo aumentar la capacidad pulmonar

Aumentar la capacidad pulmonar permite mejorar la calidad de vida si tienes problemas de salud. Los pulmones nos permiten transportar la cantidad de oxígeno necesaria que nuestra sangre necesita para evitar fatigarnos por tanto si aumentamos la capacidad de los de transmitir más oxígeno a la sangre nos cansaremos menos. 

Estos son algunas de las técnicas que puedes hacer para mejorar los músculos respiratorios.

1. Respirar hondo

Aunque parezca increíble, se puede incrementar la capacidad pulmonar en poco tiempo y sin hacer ejercicios físicos. El truco esta en respirar profundamente y de manera constante.

  • Para incrementar nuestra capacidad pulmonar, debemos espirar lentamente hasta vaciar nuestros pulmones por completo. Esto permitirá que nuestros pulmones inhalen más aire en la siguiente respiración.
  • Es importante que, durante el proceso, mantengamos nuestros músculos abdominales relajados para permitir que el diafragma descienda, haciendo más espacio alrededor de los pulmones, y permitiendo de este modo, que estos puedan absorber más aire en la próxima inspiración.
  • También puedes acompañar el proceso con los brazos, abriéndolos todo lo posible para ayudar a abrir nuestros pulmones.

2. Inhalar profundamente

Con esto pretendemos llenar los pulmones hasta un 85% de su capacidad. No queremos llenarlos hasta su máxima capacidad si esto implica una molestia para otros músculos u órganos del cuerpo, ya que lo que buscamos es que el cuerpo se relaje y esté cómodo.

  • Nota: Puede ser sensato tener un amigo haciendo el ejercicio contigo por precaución, ya que podrías desmayarte, en cuyo caso tu amigo podría responder de la manera adecuada.

3. Salpicar agua en la cara

Debemos hacer esto mientras aguantamos el aire. La acción de tirarse agua en la cara provoca una aceleración de la bradicardia, o dicho de otro modo, provoca una disminución de la frecuencia cardíaca.

  • Al salpicarnos con agua la cara, nuestro cuerpo se prepara para saltar al agua donde tendrá que regular su frecuencia cardíaca para distribuir el oxígeno de forma efectiva y así mantenernos vivos.
  • Procura que el agua esté fría pero no helada. El agua helada activa otra defensa de tu cuerpo que te hace hiperventilar (o intentar respirar rápido). La hiperventilación dañará nuestra capacidad pulmonar durante un tiempo.

4. Relajar los músculos y aguantar la respiración

Podemos intentar meditar o simplemente cerrar los ojos pero permaneciendo siempre relajados.

  • Es muy importante que permanezcamos relajados porque cuanta menos energía gastemos, más tiempo podremos aguantar sin respirar.
  • Podemos contar mentalmente de modo que cuando volvamos a inspirar, el tiempo que hayamos aguantado la vez anterior, sera el tiempo a batir en el próximo intento.

5. Espirar despacio, y repetir el proceso varias veces

Es importante que no soltemos el aire demasiado rápido. Debemos espirar lo más lentamente posible y de forma constante. Una vez hayamos completado la repetición, volveremos a hacer el ejercicio desde el principio.

  • Después de haber hecho el ejercicio las 4-5 veces, nuestros pulmones serán capaces de albergar mucho mas aire del que podían 20 minutos antes de hacer el ejercicio.
  • Hacer este ejercicio con regularidad también nos ayudará a entrenar y mejorar la capacidad pulmonar de nuestros pulmones a largo plazo.

5 Respuestas

  1. Adrián 4 años ago
    • Daniel Gil Rippin 4 años ago
  2. Brunilda 2 años ago
  3. Pilar Mata 2 años ago
    • Daniel Gil Rippin Daniel Gil Rippin 2 años ago

Añadir Comentario