6 Formas de evitar una cesárea

¿Sabías que en los últimos años han aumentado el número de cesáreas?

La cesárea es una cirugía abdominal mayor que puede asociarse a ciertos riesgos tanto para la madre como para el bebé.

Aunque muchos de los partos quirúrgicos que se producen son innecesarios y evitables, no se puede negar que las cesáreas, pueden salvar vidas. Pero en muchos casos, con un poco de conocimiento y planificación, se podría reducir en gran medida el riesgo de cesárea.

6 Formas de evitar una cesarea

Consejos para evitar que un parto acabe en cesárea

1. Lleva una dieta sana

Un parto es un proceso complicado, por lo que mantener el cuerpo en forma es la mejor forma de asegurar que todo irá bien. Llevar una dieta sana y evitar los alimentos procesados ​​ayudará mantenerte más saludable y evitará algunos problemas como la obesidad, la hipertensión arterial y la diabetes que se han relacionado con un aumento del riesgo de cesárea.

2. Practica ejercicio físico moderado

Algunos estudios han encontrado que las mujeres sedentarias tienen 4 veces más probabilidades acabar teniendo una cesárea, que aquellas que hacían algún tipo de ejercicio aeróbico durante el primer o segundo trimestre.

3. Elige el médico

Aunque no siempre se puede elegir, uno de los factores más determinantes a la hora de saber cómo acabará siendo un parto es el médico que lo va a asistir.
Conocer la tasa de partos asistidos por el médico que va a asistirte en el parto que han acabado en cesárea puede darte una buena idea de cómo es la filosofía de tu médico alrededor de los nacimientos.

4. Mantente informada

Familiarizarse con el proceso del parto y saber qué esperar te permitirá reducir la ansiedad y afrontar el parto con un estado de ánimo mucho más relajado.

Un mayor conocimiento de todo lo relacionado con el parto también ayudará a evitar que acudas demasiado pronto al hospital cuando empiece los primeros signos del trabajo de parto.

Ir rápidamente al hospital a la primera señal de una contracción aumenta el riesgo de tener intervenciones médicas que aumenten las posibilidades de que acabes teniendo una cesárea.

 5. Evita la inducción del parto

En los últimos estudios se ha encontrado que la inducción al parto aumenta en más del doble la tasa de cesárea.

 6. Conoce los efectos de las intervenciones médicas

Algunas de las intervenciones médicas que se realizan durante el parto contribuye a aumentar las cesáreas. La monitorización fetal continua, la anestesia epidural, el confinamiento a la cama, la ruptura temprana de la bolsa de agua pueden aumentar el riesgo de cesárea.

 

 

Seguir leyendo: