5 Cosas que nadie te dirá sobre el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el cáncer más común y la segunda causa de muerte por cáncer en los hombres.

 
El cáncer de próstata es una enfermedad que tiene muchas formas de tratarla, y con pocos estudios que demuestren que de los distintos tipos de tratamiento que hay, uno es el mejor que otro. 
 
 
5 Cosas que nadie te dirá sobre el cáncer de próstata
 
 
Esto hace que, cuando a un hombre se le diagnostica un cáncer de próstata, la forma de tratarlo va a depender en gran medida de la opinión y de la experiencia del médico que lo trate.
 
Por eso sería conveniente que sepas algunas cosas sobre la enfermedad que te pueden ayudar a participar en la toma de decisiones relacionadas con la forma de tratar el cáncer.

1. El cáncer de próstata no siempre es peligroso.

Son muchos los hombres que tiene cáncer de próstata sin saberlo, pero que acaban muriendo por otra causa. De hecho, la próstata presenta células cancerosas en alrededor del 30% de los hombres de 50 años de edad, y en más del 50% de los hombres de 80 años. 

Sin embargo, a pesar de estos altos porcentajes, las probabilidades de que un hombre acabe muriendo de cáncer de próstata es sólo de alrededor del 3%.

 

2. Los beneficios de la detección del cáncer de próstata no son mayores que los riesgos.

En general, cuando antes se descubra el cáncer, más fácil será de tratar. 

Pero en el caso del cáncer de próstata no siempre es así. Muchos cánceres no son peligrosos, y en ocasiones los efectos secundarios asociados a los tratamientos no  solo no mejoran la supervivencia, si no que en ocasiones pueden incluso empeorarla.

3. No siempre es necesario tratar inmediatamente un cáncer de próstata.

En un gran porcentaje de hombres diagnosticados con un cáncer de próstata se adopta un enfoque de espera. Es lo que se conoce como vigilancia activa, y es una forma de monitorizar un cáncer de próstata que no está causando síntomas o problemas.

4. La cirugía no siempre es el mejor tratamiento para el cáncer de próstata.

Teóricamente, con la cirugía se debe eliminar completamente un cáncer que aún no se ha extendido fuera de la glándula de la próstata. Sin embargo, en muchas ocasiones no se puede asegurar que la cirugía sea la mejor opción, y además existe un mayor riesgo de que pueda causar algunos problemas como impotencia, incontinencia o problemas intestinales. 

 

5. Aún no se sabe si los nuevos tratamientos son igual de eficaces.

Son muchos los nuevos tratamientos que van apareciendo: la radiación de haz de protones, ultrasonidos de gran intensidad o la radioterapia corporal estereotáctica. Aunque a corto plazo los resultados son alentadores, se necesita conocer qué resultados tendrán a largo plazo antes de que nadie pueda decir si estos tratamientos son tan buenos como las opciones de tratamiento clásicas. 

Tampoco se conocen bien los posibles efectos secundarios que estos nuevos tratamientos pueden tener.

 
 
 
Seguir leyendo: 
 

Añadir Comentario