Por qué necesitas tener amigos en el trabajo

6 Razones para pensar que tener amigos en el trabajo es bueno 

buen ambiente en el puesto de trabajo

Algunas personas creen que tener amigos en el trabajo disminuye la productividad pero en realidad es todo lo contrario. Tener amigos en el trabajo es bueno tanto para el empresario como para el empleado. De las 24 horas del día 8, es decir, un tercio, te las pasas trabajando y viendo las mismas caras. Día tras día. Piénsalo: tener amigos en el trabajo puede cambiarte la vida.  

1. El tiempo se pasa más rápido

Pasas más tiempo con tus compañeros que con cualquier otra persona en el día. Y si encima te llevas bien con ellos esas 8 horas no se pasan igual, reconozcámoslo.  

2. Te sientes más plen@ haciendo tu trabajo

Si te gusta pasar tiempo con tus compañeros tu trabajo te hace sentir más pleno. Es como una retroalimentación. Si te sientes bien yendo a trabajar tu trabajo hará que te sientas mejor, y viceversa.  

3. Hasta estás esperando para ir a trabajar

amigos en el trabajo

El lugar de trabajo no es sólo para trabajar, también sociabilizas. Tomarte el almuerzo con ellos o una pequeña charla en los descansos hace que ir a trabajar cada mañana no sea tan terrible. Y además, después de la jornada un café y unas risas tampoco estaría nada mal.  

4. Te sientes parte de un grupo

Cuando tienes amigos en el trabajo te sientes parte de una comunidad. Y cuando te sientes de parte una comunidad estás más abiert@ a compartir tus inquietudes y sentimientos. Y vas creando, sin pretenderlo, un sistema de apoyo para ti, donde tus compañeros pueden entender por lo que estás pasando y ofrecerte consejos y ayuda.  

5. Te sientes más leal a la empresa

Los empleados que tienen amigos en el trabajo sienten una fuerte conexión hacia su empresa. Es por eso que son menos propensos a dejar su puesto de trabajo o comportarse de manera desleal. Sienten que están rodeados de su pequeña familia profesional.  

6. Tu productividad aumenta

motivación laboral

Si estás trabajando con alguien con el que te llevas bien, trabajas más. Y eso está ya más que comprobado en infinidad de estudios.

Piensa en la situación contraria. Imagínate trabajando con alguien difícil. Gastas más tiempo y energía intentado que salga la tarea bien que otra cosa. Además, es probable que haya problemas de comunicación entre vosotros lo que desembocará indudablemente en una disminución de la productividad.

No te estoy diciendo que hagas de tus amigos profesionales los amigos de tu vida, pero me voy a atrever a decir que creo que sabes mejor que nadie a qué me estoy refiriendo. Creo que sabes la diferencia que uno siente cuando tiene un grupo al que pertenece en su trabajo, a cuando uno simplemente va al trabajo, hace sus tareas, y se vuelve a casa. Somos seres sociales, ¡que se note!

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.  

Seguir leyendo:

One Response

  1. Gram 3 años ago

Añadir Comentario