Remedios

Woody Allen, que ahora tiene 70 años, dijo recientemente “La edad no me ha hecho más suave. Tampoco me ha hecho más sabio. Te recomiendo que no envejezcas – no tiene nada a favor”.

Estos blogs son un modesto intento para proponer otro tipo de actitud hacia el envejecimiento, sin actuar como si no existiese la vejez. Este es un nuevo territorio, y nuestro desafío es aprender cómo vivir en ello de forma positiva. Como nos dijo el otro día un amigo nuestro muy mayor “El envejecimiento no es cosa de blandengues”. Las frecuentes visitas al médico que a veces acompaña la tercera edad sí nos puede hacer sentir blandos, y algunos medicos agudizan esta sensación cuando nos tratan como si lo fuesemos. Y aunque estas visitas y los consejos que nos proporciona nuestro medico nos ayuda a estar al día con nuestro estado de salud, también podemos ayudarnos a nosotros mismos a través de remedios suplementarios.

En primer lugar, las recetas que nos dan los medicos para tratamientos medicos. Personalmente yo creo que es importante consultar, en vez de aceptar un tratamiento sin haber recibido una explicación. A veces aceptamos medicamentos con demasiada facilidad, sin pedir mayor conocimiento sobre qué se pretende lograr el tratemiento y cuáles son los posibles efectos secundarios. Debemos pedir que se nos explique todo, sin esperar hasta que abramos la caja de medicina y leamos el prospecto médico. Nuestra relación con lso medicos debe ser de dos personas en igualdad de condiciones, por mucho que nos sentimos dependientes de ellos. Yo solo me he sentido mal tratado en una ocasión, por lo que en general me siento muy agradecido a la profesión medica. Pero es importante recordar que nunca debemos consentir que los medicos nos intimiden.

¿Y los suplementos? Por lo visto hasta 43% de ciudadanos británicos toman suplementos vitaminicos y/o minerales de forma regular. Investigaciones recientes indican que si se sigue una alimentación sana, no es necesario tomar suplementos. Yo no tengo conocimientos suficientes para dar consejos sobre si debemos tomar vitaminas o no. Hay todo un sector dirigido por entusiastas, muchos de los que descubren algo nuevo casi cada día, a veces centrados en una única teoría, como el libro que ví el otro día en la sección de Salud de nuestra biblioteca local titulado “La Mejor Dieta de Caldo de Col” (¡si eso es la ruta hacia una salud óptima, creo que prefiero estar enfermo!).

Pero conforme vamos haciendonos más mayores, debemos cuidar nuestras articulaciones, vigilar nuestros niveles de colesterol y tomar una cantidad adecuada de vitaminas básicas. Sobre todo, como ya hemos dicho en otros artículos, es importante hacer ejercicio en la tercera edad, y seguir una alimentación equilibrada que nos aporta un consumo natural y placentero de todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, sin tener que recurrir a muchos suplementos u remedios alternativos.

¡Salud para todos!

Bryan

2 Respuestas

  1. Marìa Elizalde 13 años ago
  2. Bryan 13 años ago

Añadir Comentario