Pensar en hacer dieta, ¡engorda!

¿Sabías que el cuerpo se prepara para pasar hambre cuando pensamos en hacer dieta?

Incluso si no te sometes a un régimen especial, simplemente el pensamiento o el miedo de estar comiendo demasiado o los alimentos inadecuados para nuestra figura, sensibiliza enormemente al organismo.

Para protegerse, reacciona inmediatamente, y lo hace de la misma manera que actuaríamos en una situación de urgencia.

Por ejemplo, si sabemos que andamos justos de dinero, empezamos a ahorrar y evitamos derrochar. Exactamente del mismo modo se comporta nuestro cuerpo. Siempre que teme no recibir suficiente alimento, empieza a acumular reservas y a ralentizar la quema de calorías.

Hacer dieta engorda

El resultado: comer con mala conciencia, el pensamiento “mañana solo ensalada”, leer dietas en las revistas, mirar las calorías que contienen los alimentos, así como la amenaza de tener que hacer deporte solo con el fin de adelgazar, nos hace engordar inconscientemente.

Ante tales pensamientos negativos, o al hacer régimen, el cuerpo se protege a sí mismo ralentizando el metabolismo, la digestión y la quema de calorías. Por ello, incluso comiendo poco, engordamos con más celeridad de lo habitual.

A esto hay que añadir que al hacer una dieta pobre en calorías el nivel de grelina, la hormona estimulante del apetito, aumenta significativamente, mientras que disminuye el nivel de los inhibidores del apetito, como la leptina, la insulina y la amilina.

Es decir, que sufrimos constantemente un apetito excesivo, el cual permanece en el cuerpo hasta dos años después de haber realizado la dieta.

8 de cada 10 personas que intentan adelgazar con dietas tradicionales fracasan, pues poco tiempo después incluso tienen más peso que antes del régimen, por el famoso efecto yoyó.

Así que, si realmente queremos adelgazar sin perder el buen humor y sin perjudicar nuestra salud, deberíamos olvidarnos de todos los extremos, disfrutar de la comida en porciones moderadas, aprender a alimentarnos de un modo equilibrado e introducir en nuestro menú diario los alimentos que hacen que los kilos desaparezcan de un modo placentero y duradero.

Encontrarás muchos “elixires mágicos adelgazantes” en el libro LOS ELIXIRES MÁGICOS.

 

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario