4 motivos por los que comer chocolate negro

Ya los indios de América del Sur usaban el cacao tanto para curar infecciones y problemas digestivos, como para levantar el ánimo.

Hasta el siglo XIX en Europa el cacao incluso se consideraba un medicamento. Se usaba sobre todo para fortalecer y revitalizar el cuerpo y la mente, así como para aumentar el bienestar.

Lo que en aquel momento todavía se desconocía es que el chocolate contiene teobromina. Esta sustancia, con una estructura similar a la cafeína, tiene el efecto de mejorar el estado de ánimo (motivo n° 1 para comer chocolate negro) e incluso favorece la pérdida de grasa (motivo n° 2).

Motivos para comer chocolate

El chocolate negro también es bueno para el corazón (motivo n° 3). Algunas de sus sustancias tienen un efecto antihipertensivo, protegen la flexibilidad de los vasos y al mismo tiempo evitan la formación de depósitos de células blancas en los vasos sanguíneos. Esto impide el endurecimiento de las arterias y previene los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.

Quien come chocolate negro también le da una alegría a su intestino (motivo n° 4), ya que ocurre algo increíble: nuestras bacterias intestinales fermentan los componentes del chocolate, y al hacerlo producen sustancias antiinflamatorias, lo que beneficia a todo el cuerpo.

De modo que, hay buenas razones para disfrutar de vez en cuando de un trocito de chocolate. Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mejor. Para que el chocolate sea realmente saludable, por lo menos debería contener 75% de cacao.

En el libro LOS ELIXIRES MÁGICOS encontrarás muchos más deliciosos y saludables consejos.

 

Lecturas relacionadas:

Sin Respuestas

Añadir Comentario