Juegos tradicionales mexicanos. Vuelve a disfrutarlos.

Aprovechando la fecha festiva en México del 5 de Mayo, vamos a dedicar esta entrada a los juegos tradicionales de este gran país y que hemos recopilado. Además de juegos que se dan a lo largo y ancho del planeta como el pillar (o pilla-pilla), la comba (o brincar la cuerda), piedra-papel-tijeras, o las canicas, México cuenta con sus propios juegos populares, que se han transmitido de generación en generación. 

Aquí os dejamos solo 4 de los más populares. El resto debéis completarlo vosotros en los comentarios. ¿A cuál jugabas tú? ¿Al bebeleche? ¿Las canicas? Anímate y explícalo.

1. Atrapar el sombrero.

Para este juego, todos los niños necesitan un sombrero.

No es necesario que sea de tela o cuero. Una gorra, incluso un cucurucho de papel es suficiente. A continuación, cada niño se ata su sombrero a la espalda, y comienza a sonar la música, que marca los diferentes turnos para que los niños puedan descansar y reír bien a gusto.

El juego consiste en arrebatar los sombreros del resto de niños, sin que te roben el tuyo. Una vez que te han robado el sombrero, debes sentarte. Estás eliminado. El juego continúa hasta que solo quedan dos niños con sombrero, que son declarados ganadores del juego.

2. Las escondidillas.

También conocido como el escondite. Es mundialmente famoso, y también se juega en México. Las reglas son muy básicas: un niño o niña “la lleva”, y debe contar en voz alta (del 1 al 50, por ejemplo) frente a una pared, con los ojos cerrados, para que el resto de niños se escondan. Los demás niños deben volver al punto de origen, donde el primer niño o niña contaba, antes de que los encuentre para salvarse.

En México, además, existen ciertas variantes, como por ejemplo usar un bote que patear para salvarte (en lugar de una pared), o nombrar “burro castigado” a quién la lleva si no encuentra al resto de niños.

3. La rueda o el corro de San Miguel.

Todos los niños se dan la mano formando un círculo, y comienzan a girar en el sentido de las agujas del reloj, mientras alguien (un profesor, por ejemplo) canta:
A la rueda rueda, 
de San Miguel, San Miguel,
todos cargan su caja de miel,
a lo maduro, a lo seguro,
que se voltee (nombre del niño o niña) del burro.
En cuanto un niño oye su nombre, debe darse la vuelta, y continuar con el juego andando de espaldas a sus compañeros.

El juego termina cuando todos los niños están de espaldas.

4. Zapatito blanco.

Más que un juego, es el método con el que los niños y niñas eligen quién es el primero en comenzar la partida, o elegir compañeros. Todos los que van a jugar, juntan sus pies en un círculo, y uno de ellos señala los zapatos con cada golpe de la siguiente canción:
Zapatito blanco,
Zapatito azul,
dime cuantos años tienes ¡tú!.
La persona que coincide con “tú” dice la edad que tiene, y empieza a contar señalando a sus compañeros uno a uno contando hasta llegar a ese número. A quién le toque, será el perdedor o ganador, según se estipule previamente.
La imagen de portada es propiedad de Guilherme Jofili, y cuenta con un reconocimiento Creative Commons 2.0.

6 Respuestas

  1. Anónimo 3 años ago
  2. Anónimo 3 años ago
  3. carlos 10 meses ago
  4. lol 4 meses ago
  5. lol 4 meses ago

Añadir Comentario

< Cerrar

Habla con Lola