5 Sencillos pasos para plantar un árbol

El día 30 de Mayo es una gran fecha para la comunidad hondureña, que celebra el Día del Árbol como un acercamiento del ser humano hacia la naturaleza. En esta fiesta, en la que el niño es el protagonista, se pretende hacer una reflexión acerca de los múltiples beneficios que se obtienen tanto de los árboles, como de la propia madre naturaleza.

Los árboles constituyen una parte fundamental para el correcto equilibrio del planeta. Sin ellos, los ciclos de lluvia y el propio clima se verían alternados. Ante esto, aquí van 5 sencillos pasos para plantar un árbol, una actividad altamente recomendable para hacer en familia.

Que disfruten todos del día del Árbol, y que consigan hacer que todos los días sean el día de la Naturaleza.

5 Sencillos pasos para plantar un árbol.

1. Asegúrate del árbol que vas a plantar.
Antes de plantar un árbol, contacta con algún experto. Procura que el árbol sea de alguna especie autóctona, que se adapte bien a las condiciones climáticas de la zona. Si no, requerirá de un cuidado extremo, y difícilmente sobrevivirá.

2. Prepara la planta y el suelo.
Recomendamos comprar un tallito del árbol algo crecido, y no plantar desde la semilla. Cuando hayas adquirido tu tallo, riégalo algún día antes de plantarlo definitivamente, y entiérralo en un hueco bastante ancho y profundo.
Recuerda que las raíces crecerán rápido, aunque en principio frágiles. Debemos facilitar su expansión.
3. Entierra las raíces.
De por sí, el tallo contará con algunas raíces, aunque estas suelen venir bastante liadas. Haz algunos cortes mínimos en las mismas para facilitar su crecimiento, pero procura que no se pierda mucha tierra de la que ya viene sujeta por la propia planta.
Al enterrar tu planta, no debes cubrir la base de la raíz. Procura dejar unos 5 cms.
4. El árbol, siempre recto.
Cuando haya cubierto la raíz, procura que la planta quede siempre bien recta. Coloca alguna estaca o guías, para evitar que el futuro árbol venza hacia los lados. A veces el simple aire puede provocarlo.
Una vez hecho esto, riega el área de alrededor del árbol para fijar la tierra, y elimina cualquier rastro de hierbajo, pieda y basura de su alrededor.
5. Cuidados posteriores.
Durante el primer año de vida, nuestro arbol será muy frágil, por lo que es muy necesario extremar la preacución. Procura mantener un sistema de riego constante durante este primer año, especialmente en verano. Cuando hayan pasado 6 meses podrá ponerle algo de abono, pero no antes.
Durante este periodo también deberás vigilar las posibles plagas para que tu planta crezca sana y fuerte, y pronto pueda convertirse en un árbol.
Una vez cumplidos estos pasos, ya solo queda tener paciencia y dedicarle algo de tiempo a tu árbol. Aprovecha para llevar a tu familia más cercana contigo para poder disfrutar y aprender a respetar a la naturaleza.