10 razones para ser emprendedor (o no serlo)

Emprender, según la RAE,  “es acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro. Tomar el camino con resolución de llegar a un punto“.

Emprender, en nuestro tiempo, es mucho más. Es crear y participar en cambios revolucionarios que transforman nuestras vidas y el mundo en general. En los próximos años, según los expertos, los avances científicos y tecnológicos nos permitirán cosechar metas que hoy consideramos ciencia ficción.

Los grandes emprendedores de nuestro tiempo como Steve Jobs (Apple), Larry Page-Sergey Brin (Google), Mark Zuckerberg (Facebook), Jack Dorsey (Blogger, Twitter y Square), Bill Gates (Microsoft) o Jeff Bezos (Amazon) han cambiado radicalmente la forma en la que trabajamos y vivimos.  Los jóvenes emprendedores de hoy los superarán mañana.


Las Diez razones para ser emprendedor (o no serlo):

1. Participar en el progreso de la humanidad, en la producción de valor para las personas, los consumidores de nuestro producto o servicio. 

Aunque tengamos dudas sobre el concepto de progreso..

2. Generar empleos y oportunidades para las personas en un mundo donde hay escasez de puestos de trabajo.

3. Ganar dinero (que no es lo mismo que gastar dinero). Socialmente deberíamos hacer un esfuerzo por superar este estigma. Ganar dinero es lo mejor que le puede suceder a una empresa pues garantiza su supervivencia y solvencia. Es malgastar sus recursos lo que debería estar sujeto a gravamen.

4. Aplicar nuestros propios conocimientos e ideas. Ser emprendedor también es sinónimo de “ser tu propio jefe”, desarrollar nuestra inteligencia creativa, tomar nuestras propias decisiones, sin miedo al fracaso; llevar a la práctica nuestras ideas materializadas en proyectos.

5. Responsabilizarnos de una organización, su filosofía y motivación. Ser emprendedor también significa liderar, responsabilizarse de las metas, misiones, objetivos y poner todo el empeño en alcanzarlos a través de una organización. Fomentar el trabajo en equipo, la productividad, el trabajo colaborativo, etc.

6. Aplicar nuestra inteligencia ejecutiva. Las grandes ideas por sí solas no van a ningún sitio. Que lleven a buen puerto dependerá de la inteligencia ejecutiva.  La aplicación de conocimientos e ideas dentro de una organización dirigida eficientemente, capaz no sólo de asimilar las innovaciones sino de explotarlas para sacar el máximo rendimiento del talento que nos rodea.

7. Administrar los recursos financieros propios y ajenos. Cuando empeñamos tanto nuestro  patrimonio personal (ahorros propios, de la familia) como los préstamos financieros (ahorro de terceros) asumimos un alto riesgo en un mundo extraordinariamente competitivo. Tenemos el enorme reto y responsabilidad de asegurar su rentabilidad y sólida administración.

8. Desarrollar nuestra creatividad y capacidad innovadora. Vivimos un mundo donde la innovación es su principal signo de identidad. Identificar su valor, su impacto, nuestro potencial de desarrollo es crucial en todas las vertientes de la empresa: producción, trabajo, procesos, tecnología, marketing, distribución…

Imagen: udacy
 

9. Contagiarnos de la diversidad y de una cultura global de nuestro tiempo. Una empresa de Internet, por ejemplo, nace por definición global e internacionalizada. Es el emprendedor el que diseña la estrategia para aprovechar la  riqueza de la diversidad y todo el potencial de los diferentes mercados. Plataformas como Odesk permiten desde cualquier punto contratar fácilmente ingenieros de software de la India o diseñadores de California.

10. Defender la ética en los negocios y la regeneración del juego limpio y la ejemplaridad desde la empresa. En nuestra mano está la generación de un nuevo estilo de hacer negocios. Sin dinero negro, economía sumergida, paraísos fiscales. Con buenas prácticas de responsabilidad corporativa, profesionalidad, transparencia, etc.

En países como España con una tasa altísima de desempleo juvenil y sin expectativas a medio plazo, la opción de emprender es. además, negarse a la resignación pasiva de ser una generación perdida. Emprender es una opción vital de aceptar un destino que venga impuesto por terceros.

En otros países como México, Colombia, Perú, Venezuela, Centroamérica ser emprendedor es contribuir al desarrollo económico y, a través del estado del bienestar progresar en la cohesión social y la redistribución de la renta.

Os remito al artículo 100 ideas para emprender y a los Cursos de UNIMOOC para emprendedores.

Autor de esta entrada: Andrés Pedreño Muñoz

EuroresidentesSobre los autores de este blog

Los autores, personas que nos inspiramos en las cosas grandes y pequeñas que vivimos cada día. Déjanos tus 10 razones en los comentarios…

Añadir Comentario