Leila Velez, emprendedora de éxito con la belleza natural

Leila Velez es más que una mujer emprendedora. Esta brasileña, fundadora del Instituto de Belleza Natural, especializada en cosméticos para cabellos rizados, ha logrado romper una lanza para reivindicar el pelo natural como parte de la identidad afrobrasileña. En un país donde el 70% de la población tiene el cabello ondulado y muy crespo Leila se ha opuesto a la dictadura de la mujer Barbie para revelarse contra el canon de belleza opuesto por los países occidentales. Y lo ha hecho generando miles de puestos de trabajo y posicionándose como una de las empresarias mejor valoradas de su país y creando una marca valorada en 100 millones de dólares.

 

Leila Velez y el éxito de la belleza natural

 

7 cosas que deberías saber sobre Leila Velez

1. Aprendiendo de los grandes

Leila Velez consiguió su primer trabajo en el McDonalds con 14 años.

Con 16 era la manager más joven de la compañía en Brasil. Velez se enamoró del sistema de franquicia de la multinacional americana y quiso aplicar el sistema “fast-food” al mundo de la estética. Comenzó a investigar con productos para mantener el cabello de la mujer afrobrasileña con un rizo sano y natural pues los productos que había en el mercado eran de muy baja calidad. Y después de unos años dio con la fórmula mágica y lo llamó “super desenredante”. Tenía 19 años.

2. Impulso emprendedor

Leila se asoció con su hermana, vendieron el taxi de su marido y dispusieron de todos sus ahorros para su emprendimiento. Fijo su público meta en las mujeres de menores ingresos y pelo rizado que son el 70% de las mujeres del país. Su primer local no era más grande que un armario pero era sofisticado y moderno. Las mujeres venían en buses desde fuera de la ciudad y hacían largas colas para poder ir a su peluquería.

En año y media Belleza Natural comenzó su expansión.
Leila Velez y el éxito de la belleza natural

3. Superando las adversidades

Al principio nadie creía en su proyecto y les costó lograr línea de crédito porque, como ella misma explica, “quienes toman las decisiones de crédito no tienen el pelo rizado, no pertenecen a la clase social a la que nos dirigimos y no entienden el negocio”. Hoy la compañía tiene 29 peluquerías en 5 estados de Brasil y factura 32 millones de dólares al año. Su compañía está ahora valorada en 100 millones de dólares y planean abrir 120 centros más en los próximos 5 años.

4. Creciendo junto a su negocio

Con dos hijos y un negocio en pleno apogeo Leila sacó tiempo para terminar su licenciatura, realizar un MBA y diversos cursos en las universidades de Harvard, Columbia y Stanford con los mejores mentores.

Participó en un concurso de emprendedores en el que era la única mujer y la única de color. Y logró ganar.

5. De orígenes humildes

Su padre trabajaba como portero en un lujoso edificio. Desde pequeña vio como sus patrones llevaban a sus hijos a clases de inglés. Con 13 años convenció a una profesora para que le diera clases a cambio de limpiar la escuela por las noches.

6. Gran olfato para captar talento

Para el 90% de los empleados de Belleza Natural se trata de su primer trabajo formal. La mayoría son mujeres solteras a las que Leila llama sus “guerreras”. Cuando realizan los procesos de selección priorizan mujeres que realizan voluntariados para sus iglesias porque demuestra que son personas que se preocupan por lo demás, y eso hace que en los negocios tengan un gran sentido de orientación al cliente.

7. Siempre dispuesta a salir de la zona de confort

 

“En Brasil hay tendencia a que cuando triunfas te estancas en la zona de confort. Como emprendedora tengo el compromiso de cambiar mi país y mostrar que es posible ser honesta, seria, tener una compañía que no dependa de la corrupción, crear trabajos y promover el desarrollo de las personas”.

 

Leila Velez y el éxito de la belleza natural

 

Este artículo está basado en una entrevista realizada a Leila Velez en The Global Mail.

 

Seguir leyendo:


Mariquel-Waingarten

Mariquel Waingarten, dejó todo para seguir un sueño

Añadir Comentario