Valorar el fracaso empresarial (y por favor, el éxito)

Acertadamente, en España  se empieza a hablar con fuerza de no estigmatizar el fracaso en los negocios. En las charlas sobre emprendedores se evoca el espíritu estadounidense y el valor de la experiencia empresarial cuando se cometen errores. Ojalá pronto tengamos correctamente ubicada la cultura del fracaso en nuestro país y recuperemos gente muy valiosa.

Nuestra historia reciente:  cultura tendente a estigmatizar el fracaso y no valorar el éxito

Sin embargo, tan preocupante como estigmatizar el fracaso es que no sepamos valorar y darle proyección social al éxito emprendedor.
Creo que en el fondo estamos hablando de las dos caras de una misma moneda. Nuestra historia reciente no ha sido un buen caldo de cultivo para enuestra cultura empresarial

Dejemos atrás cuarenta años de dictadura, autarquía, favoristismo y proteccionismo empresarial. Y también un buen puñado de años con una transición democrática preñada de anticapitalismo, anti-OTAN neutralizadas con dosis de europeismo utópico.  Pero más recientemente apenas nos ha dado tiempo a superar catorce años de “pelotazo” inmobiliario y extensas corruptelas…  Un “ecosistema empresarial! español donde la sociedad resignadamente “se traga” la economía de mercado en aras a las exigencias de la globalización, pero poco ilusionante e inspirador en cuanto a los valores de la cultura del mprendimiento.

Nos topamos con la severa crisis económica actual sin mucha cultura emprendedora y apuntando a las empresas inmobiliarias y los bancos como la causa de todos nuestros males.
No importa que haya bancos eficientes, empresas modélicas y competitivas, pequeñas y medianas empresas tecnológicas (otra visión de España), socialmente hay poca conciencia de la imperiosa necesidad de emprender.

A estas alturas la sociedad no tiene suficientemente claro que seis millones de empleo sólo se pueden crear  a partir de una sólida base de inversión empresarial y con emprendimiento en sectores de futuro (TICs, tecnologías dle futuro…)

5 ideas para valorar el éxito empresarial y la cultura emprendedora 

1. Si aceptamos la economía de mercado, tenemos que ver claro que son las empresas privadas las que mayoriatariamente financian el estado de bienestar, pagan impuestos y generan rentas que a su vez vuelven a generar ingresos al estado de bienestar.

2. Los gobiernos deben crear unas condiciones favorables para los negocios y los emprendedores. Y se trata más de propiciar una regulación (o en su caso desregulación) correcta y la creación de un clima favorable para los negocios que de bajar los impuestos o dar subvenciones o ayudas.
Alguna vez me he referido a estas cosas: burocracia en  la convocatoria de ayudas oficiales.

3. La sociedad tiene que dar protagonismo a los  los empresarios innovadores que de forma rigurosa y cumplendo la legalidad constituyen nuestros casos de éxito y deben convertirse en referentes y modelos para jóvenes emprendedores.

4. Los medios de comunicación deben hacerse eco de los casos de éxito empresarial que hay en este país. Y fomentar una cultura emprendedora y la valoración social del emprendimiento.

Curso gratis para emprendedores

5. Urgentemente hay que incentivar esta cultura emprendedora en las universidades. La formación de emprendedores, startups, empresas de base tecnológica… Atraer empresarios a las aulas y premiar la actividad empresarial que utiliza el conocimiento y el capital humano compo input predominante.

Temas relacionados con valorar el éxito empresarial y el fracaso


incompetentes

No hay que tenerle miedo a la competencia sino a la incompetencia

politica-dans

Balance de 2011 y perspectivas 2012: elecciones, liderazgo y situación económica

Añadir Comentario