Mark Zuckerberg y La Red Social (película)

La Red Social (The social network, David Fincher, 2010) más que una película, pese a sus varios oscar, parece un aburrido documental en el que aguantas hasta el final esperando ver las claves del éxito de Facebook. No sé si la película o libro (Multimillonarios por accidente: La fundación de Facebook, una historia de sexo, dinero, genio y traición de Ben Mezrich, 2009) es un reflejo real de la historia, nacimiento y desarrollo de Facebook, pero algunos de los temas planteados tienen interés por si mismos.

Aunque con un considerable retraso y tras verla nuevamente con mis hijos, estas son mis notas sobre La Red Social y Mark Zuckerberg:

1. Un proyecto personal. Es curioso que la impronta del autor de Facebook todavía hoy arrastra en su red social muchos de los elementos que se definen en la película como su entorno: privacidad, tipo de relaciones sociales, modelo de financiación (publicidad, versus inversión), etc…. Incluso contradicciones personales. Hay una idea de liderazgo empresarial confusa pero interesante. Cierto que la personalidad de Mark Zuckerberg no queda muy bien parada en la película (uso de datos privados, plagio de la idea –Tyler y Cameron Winklevoss, y Divya Narendra-, engaño o manipulación a sus socios fundadores –Eduardo Saverin-…); pero una novela o película también podría haber sido enfocada desde las dificultades que en la practica tiene desarrollar un proyecto o idea de éxito en entornos competitivos como los que se describen. Tendría mucho menos morbo de cara la gran público, pero sería de interés para emprendedores.

2. Modelo de negocio versus éxito de un proyecto web. Este es uno de los temas sobre los que vengo insistiendo mucho. Unos 700 millones de usuarios no aseguran la rentabilidad o viabilidad de un negocio. Facebook no ha tenido prisa por encontrar un modelo de negocio y la idea de dejar un margen para que la idea o proyecto evolucionara por sí misma parece inteligente. También parece correcto que el capital inversor (en el caso que nos ocupa empresas como Microsoft) no imponga a través de mayorías accionariales el control de la empresa. Pero a largo plazo las empresas para subsistir deben generar beneficios, y la propia película recoge las controvertidas actitudes de jóvenes emprendedores ante estos temas, carentes de una mentalidad empresarial que puede llevar al traste muchas buenas ideas. Ver Sobre los ingresos publicitarios de Facebook.

3. Massachusetts versus California. Pese al actractivo de la costa este y muy particularmente Boston (Harvard, MIT…), las TIC tienen su ecosistema de innovación en el Silicon Valley. Palo Alto y Stanford ganan la batalla a una historia, nacida en Harvard, pero que choca con elementos culturales de una universidad de excelencia, pero tradicional. Es curioso al respecto los problemas que plantea una iniciativa y una forma de pensar como la de Mark Zuckerberg que continuamente chirría con la tradición harvadriana (salvando la actitud en la cinta del Presidente de Harvard, Larry Summers). Es algo importante de lo que debemos tomar nota cuando pensamos en las condiciones que rigen en nuestros propios espacios universitarios.

Como el personaje y la historia real da mucho de sí, me temo que no será esta la única y última película sobre Facebook y/o Mark Zuckerberg. Dejo el trailer de la película para recordar. No hay que descartar segunda parte, aunque es difícil predecir si el género será comedia romántica, drama o ciencia ficción.Un post posterior del autor:  Mark Zuckerberg habla chino me he equivocado con Zuckerberg

Temas relacionados con Facebook, Mark Zuckerberg y la Red social:

2 Respuestas

  1. euroresidentes 7 años ago
  2. euroresidentes 7 años ago

Añadir Comentario