Niños que viajan solos en avión: recomendaciones

Fuente: parents.com

La entrevista que aparece a continuación recoge algunas recomendaciones a tener en cuenta cuando los niños viajan solos en un avión, por ejemplo, qué medidas de seguridad adoptar o qué hacer para que no se aburran durante el viaje.

La compañía American Airlines ha ampliado el límite de edad en los programas de “menores sin acompañar”, pasando de los 12 años a los 14.  Es una medida estupenda para aquellos niños que necesiten una ayuda extra, aunque el coste del servicio no lo es tanto: 300$ en vuelos de ida y vuelta. Otras aerolíneas como United Airlines o US Airways también cobran 150$ por trayecto, aunque las tasas variarán en función de la compañía.

Pero dejando a un lado los precios de este servicio, nos preguntamos: ¿cuál es la edad recomendable para que un niño pueda viajar solo? ¿Qué pasa si algo va mal?

A continuación mostramos la transcripción de una entrevista a Rick Seaney, director ejecutivo de FareCompare.

En ella también participó un niño de 13 años que ha volado solo en más de una ocasión. Las opiniones que abajo se recogen son las del propio Rick y no forman parte de ABC News.

Transcripción de la entrevista publicada en ABC News:

¿Cuál es la edad recomendable para que un niño viaje solo con el programa “menores sin acompañar”? 


Niño: Debería ir al menos a primero.
Rick: Estoy parcialmente de acuerdo. La mayoría de estos programas permiten que un niño de 5 años viaje solo. Creo que un niño de 5 años es demasiado pequeño. Aunque ahora que lo pienso, cuando tenía 5 años mis padres me subieron a un autobús hacia Greyhound para ver a mi abuelo. El viaje duró 3horas y me lo pasé en grande.  En realidad todo depende del niño, si ha volado en más ocasiones, si está familiarizado con los aeropuertos y si sabe expresarse.  Los padres son los que mejor conocen a sus hijos y saben lo que éstos son capaces de hacer.

Has dicho parcialmente de acuerdo, ¿verdad?
Rick: Sí. No debemos confundir los programas de “menores sin acompañar” con los servicios de cuidado de niños.  En los programas de menores sin acompañar, a los niños se les acompaña únicamente hasta y desde la puerta de embarque (y de una puerta a otra en los vuelos con escala que permitan a menores viajar solos) pero durante el vuelo, el niño está solo.

¿Y cuál sería la edad apropiada para que un niño pudiera volar sin que fuera acompañado durante el vuelo?


Niño: Puede que a los 10.
Rick: Estoy prácticamente de acuerdo.  A esa edad, el niño ya lleva varios años en el colegio y lo más probable es que haya volado más de una vez con su familia y ya sepa cómo enviar un mensaje o hacer una llamada si necesita ayuda. Pero insisto, depende del niño y, por supuesto, de las normas de la aerolínea.

¿Los servicios de acompañante son 100% eficaces?


Rick: Ojalá. Aunque es muy poco probable que ocurra, hay quien dice que algunos acompañantes se han equivocado y han llevado a los niños hasta otro avión.  Hace un par de años, en Charlotte (Carolina del norte) un padre estuvo esperando durante horas a su hija porque la compañía, por error, había mandado a la menor de 8 años a Fayetteville (Arkansas). Repito, es muy raro que ocurra, pero esto hace que te preguntes si tu hijo sería capaz de manejar una situación así.

Llevar al niño al avión equivocado… parece algo imposible. 


Rick: Bueno, le ha pasado hasta incluso a algunos adultos. En una reseña sobre Southwest Airlines, su director ejecutivo Gary Kelly contaba cómo una vez se subió a un avión pensando que iba destino a Dallas y al cabo de una hora se dio cuenta de que el vuelo iba rumbo a Nueva York.

  Reconoció que la culpa había sido suya (y no, no era un vuelo de su compañía).

¿Cómo podemos asegurarnos de que el niño sube al avión correcto?


Rick: Hay dos formas de hacerlo y la primera es muy sencilla:

  1. Preguntar a dónde se dirige el avión. Aunque la mayor parte del tiempo lo va recordando algún miembro de la tripulación, no siempre se da el caso.  Hemos de decirle a los niños que hagan esta pregunta en cuanto suban al avión.  Es aquí donde los niños más pequeños o aquellos que son tímidos pueden tener problemas. Aunque siempre podemos recordarles que enseñen la pregunta escrita en un papel.  También podemos ponerle al niño en la chaqueta un pin o una nota que diga “Voy a Hartford, ¿es este mi avión? 
  2. Niño: [pone los ojos en blanco y dice: ¿en serio? ¿Una nota en el abrigo?]

  3. Otra forma de hacerlo, y es la mejor, es acompañar uno mismo al niño a la puerta de embarque.  Llegar al aeropuerto temprano, ir al mostrador de la compañía y pedir una pase hasta la puerta de embarque. Se recomienda hacerlo incluso si la compañía le ha puesto acompañante al niño. Una vez en la puerta, nos debemos fijar en el panel de salidas y llegadas para asegurarnos de que nuestro hijo sube al avión correcto.  Cuando llegue el vuelo a su destino, la persona que vaya a recogerlo deberá estar esperándolo en la puerta.  

Nota: Las aerolíneas quiere saber con antelación quién va a recoger al menor. La persona que lo haga debe llevar consigo el carnet de identidad. 


¿Qué debe hacer un niño cuando vea que hay un problema?


Rick: Debemos enseñarles a que acudan a cualquier empleado de la compañía o persona que lleve uniforme, les digan que viajan solos y les expliquen el problema. También debemos explicarles que no salgan de las zonas restringidas de seguridad del aeropuerto.  Y bueno, siempre pueden llamarnos porque siempre deben llevar un teléfono móvil.

¿Qué debe llevar en el avión un menor que viaje solo?


Niño: Un teléfono, un cargador y números de contacto importantes.
Rick: Estamos de acuerdo.  Añadiré al respecto que también deberían llevarlos escritos en una hoja de papel en caso de emergencia, por si pierden el teléfono o o se quedan sin batería.

¿Y para entretenerse?


Niño: Un teléfono o tableta, o las dos cosas.
Rick: Ahora los niños se sumergen de lleno en los mundo virtuales así que los dispositivos electrónicos son fundamentales. Pasan de comer así que podemos echarles algo que les guste, aunque es bueno que dejemos que se pidan algo de beber en el avión o bien podemos comprarlo en el aeropuerto (una vez pasado el control de seguridad para que no haya problema con los líquidos). También podemos echarles barritas de caramelo, golosinas o patatas fritas. Si crees que un crío que no tenga muy buen apetito cuando viaje solo se va a comer esa nutritiva ensalada que le has echado la llevas clara.

Fuente: http://abcnews.go.com/Travel/kids-planes-safety-food-fun/story?id=25177645

Añadir Comentario