Llamadas por teléfono móvil en vuelos de Ryanair

Ryanair, la aerolínea económica irlandesa, ha anunciado su intención de permitir el uso de teléfonos móviles en todos sus vuelos.

Los pasajeros podrán hacer y recibir llamadas y enviar mensajes de texto y correos electrónicos desde sus móviles; el servicio se pondrá en marcha primero en los vuelos que tengan el aeropuerto de Dublín como punto de salida o de llegada, para posteriormente, en los próximos meses, ir ampliándolo al resto de la flota de la compañía.

El servicio de llamadas estará operativo una vez que el avión alcance los 10.000 pies, pero de momento, no todos los proveedores de telefonía móvil han firmado.

El nuevo servicio ha sido presentado por Michael O’Leary, presidentes de la compañía, en el aeropuerto de Dublín. O’Leary apareció vestido de teléfono móvil y alardeó de que equipar a cada avión para el servicio cuesta más de 100.000 libras. Su compañía compartirá los beneficios con el proveedor de comunicaciones, una empresa suiza llamada OnAir.

“Animaremos todo lo posible a nuestros pasajeros a que llamen, ya que eso reducirá nuestros coses e incrementará nuestros beneficios”, señaló O’Leary.

Los pasajeros del servicio de la mañana de Ryanair con salida desde Gatwick se mostraron más escépticos en cuanto a sus beneficios. La mayoría de ellos volvía de sus vacaciones en Londres y se habían dejado los teléfonos en casa.

Después de que miembros de la tripulación avisaran a los pasajeros de la puesta en marcha del servicio a través de los monitores de televisión del avión, Lorna, de 13 años de edad, pidió prestado el teléfono a su madre, Fiona Mallick, y quedó impresionada de poder hablar inmediatamente con su padre. Luego, probó a enviar mensajes de texto.

No obstante, Mallick observó que cada una de ellas había pagado tan solo 2,75€ por su billete y, dado que el coste de las llamadas abordo es de 3 libras (3,40€) por minuto, el experimento de su hija había costado más que sus billetes de avión.

A pesar de la insistencia de O’Leary en que los turistas serán los principales usuarios del servicio, los pasajeros se empeñan en que lo serán los hombres de negocios. Según Stephen McNamara, portavoz de Ryanair: “Ya es muy popular desde los vuelos de prueba. Al mirar hacia los asientos prioritarios, donde se sientan los pasajeros de empresa, se les puede ver utilizando sus Blackberries. Creo que en unos cuantos años esto estará disponible en todos los vuelos”.

Fuente: The Guardian Travel