La Comisión Europea da luz verde al uso de móviles en vuelos

Según un artículo publicado esta semana en BBCNews, la Comisión Europea ha decidido apoyar el uso de teléfonos móviles en los aviones que accedan al espacio aéreo europeo. Esta decisión, tomada tras seis meses de consulta del regulador europeo, permite el uso del móvil una vez que el avión ha alcanzado una altitud de al menos 3.000m. Los primeros servicios podrían empezar a funcionar el próximo mes.

Viviane Reding, comisaria de telecomunicaciones de la UE, ha advertido a las operadoras que deberán mantener el coste de las llamadas realizadas abordo a un precio razonable. “Si los consumidores reciben unas facturas telefónicas escandalosas, el servicio no tendrá éxito”.

“También hago un llamamiento a las aerolíneas y operadoras para que establezcan las condiciones oportunas a bordo del avión con el fin de garantizar que los que deseen utilizar este servicio no molesten al resto de pasajeros”, señaló.

La Comisión Europea ha introducido nuevas reglas para armonizar los requisitos técnicos necesarios para garantizar el uso seguro a bordo de los móviles. Además, permitirá a los estados miembro conceder licencias nacionales a aerolíneas individuales que serán reconocidas en le resto de la UE.

Ahora, la decisión de ofrecer o no el servicio dependerá de cada aerolínea a título individual, aunque todavía existen algunos obstáculos reguladores que habrá que superar antes de que la tecnología quede aprobada totalmente. Por ejemplo, la European Aviation Safety Agency deberá aprobar cualquier hardware que se instale en el avión con el fin de garantizar que no interfiere con otros sistemas de vuelo.
La idea consiste en instalar en los aviones pequeñas estaciones de telefonía móvil, denominadas pico células, que se encenderán tras el despegue. Esta estación genera una burbuja de cobertura en el interior y alrededor del avión. Las llamadas realizadas a través de la pico célula serán enrutadas hacia las redes terrestres por medio de enlaces satélite.

En Europa, se ha reservado ya espectro de radio para esta tecnología, sin embargo, el servicio podría dejar de funcionar una vez que el avión abandone el espacio europeo. Además, los capitanes podrán desconectar el servicio si lo estiman oportuno.

Inicialmente, solo se ofrecerán redes de segunda generación, pero si la iniciativa tiene éxito lo siguiente serán los servicios 3G.

El primer vuelo con llamadas abordo podría tener lugar a partir del próximo mes.
Se cree que Air France ya está preparada para implementar esta tecnología y se espera que Ryanair realice una solicitud.

Fuente: BBC