Fusión entre Iberia y British Airways

British Airways (BA) e Iberia han llegado a un acuerdo preliminar de fusión. Está previsto que el acuerdo, alcanzado tras más de un año de negociaciones, se complete a finales del 2010.

Si se llega a producir, la fusión dará lugar a la tercera aerolínea más grande del mundo, con 419 aeronaves que volarán a 205 destinos.

Según los términos del acuerdo, la aerolínea española tendrá el 45% de las acciones de la nueva compañía y British Airways el 55%.

British Airways e Iberia funcionarán de forma independiente, al igual que Air France y KLM mantuvieron sus identidades diferenciadas tras fusionarse en el 2004. En Madrid se establecerá un holding, pero las oficinas centrales de la compañía estarán en Londres. Willie Walsh, CEO de BA, continuará como CEO de la nueva aerolínea tras la fusión mientras que Antonio Vazquez, Presidente y CEO de Iberia, pasará a ser el Presidente de la compañía.

Con el acuerdo se esperan ahorrar 400 millones de libras llegado el quinto año de operaciones. Puesto que BA tiene una posición dominante en los vuelos a Norteamérica y Asia e Iberia es el principal operador en los vuelos a Sudamérica, los ahorros provendrían de la venta conjunta de vuelos, combinando sus sistemas informáticos y aviones, así como el mantenimiento de la flota. No obstante, se esperan algunos despidos durante el proceso.

Walsh citado por The Independent, señaló: “Esta es una fusión entre iguales y BA se alegra mucho de que las oficinas principales del grupo vayan a estar en Londres”.
“La fusión dará lugar a una aerolínea europea fuerte, perfectamente capaz de competir en el siglo XXI. Ambas aerolíneas conservarán sus marcas y herencia, logrando al mismo tiempo importantes sinergias como una sola fuerza”.

No obstante, el camino a la fusión probablemente no será fácil. Iberia podría disolver el acuerdo si British Airways no consigue resolver sus problemas de déficit en las pensiones.

La aerolínea rival Virgin afirmó en un comunicado que los reguladores deberían estar alerta ante el “creciente dominio” de BA. El acuerdo necesitará también la aprobación de la Comisión Europea.

Por su parte, el exaltado CEO de Ryanair, Michael O’Leary, comentó en una entrevista citada en Bloomberg: “Me recuerda a dos borrachos apoyándose el uno en el otro”.
“Si se junta una aerolínea cara y con pérdidas con otra aerolínea cara y con pérdidas, se obtendrá una aerolínea con precios aún más elevados y pérdidas mucho mayores”, añadió.

Fuente: Cheapflights News