Demanda de Viacom a YouTube

Viacom interpondrá una demanda de 1.000 millones de dólares a YouTube

Según un artículo publicado el 13 de marzo de 2007 en BBCNews.com, Viacom Media ha afirmado que demandará a Google y su sitio de compartición de vídeos YouTube por 1.000 millones de dólares (756 millones de euros).

Viacom, propietaria de MTV y Nickelodeon, afirma que YouTube utiliza sus vídeos ilegalmente y alega que más de 160.000 trozos de sus programas se han subido a YouTube sin autorización y han sido visualizados más de 1.500 millones de veces.
Por su parte, Google afirma estar “seguro” de que YouTube ha respetado los derechos legales de los titulares del copyright y cree que el juzgado le dará la razón. Aún así, sus acciones han caído un 2,6%.

Además de la indemnización económica por daños y perjuicios, Viacom busca obtener un requerimiento judicial que evite lo que la empresa denomina una violación masiva intencionada de los derechos de copyright.

El pasado mes, Viacom, propietaria también de los canales por cable VH1 y Comedy Central, solicitó a YouTube la retirada de 100.000 clips no autorizados. La demanda se produce a raíz de que Google no haya instalado las herramientas de “filtrado” de clips de vídeos no autorizados tras las negociaciones.

La creciente popularidad de YouTube ha llevado a los medios tradicionales a preocuparse por si la visualización gratuita de trozos de sus programas disminuiría su audiencia y con ello, los beneficios que obtienen por publicidad.
Desde la compra de YouTube, Google ha intentado llegar a acuerdos con las compañías de los medios de comunicación para realizar emisiones legales en YouTube a cambio de dinero y evitar así la amenaza de acciones legales.

Un ejemplo es el acuerdo alcanzado con la BBC con el que la cadena espera llegar a la audiencia de YouTube, de más de 70 millones de usuarios, e incrementar el tráfico de su propio sitio Web. Además, la compañía obtendrá una parte de los beneficios por publicidad generados por el tráfico a sus nuevos canales en YouTube.

Fuente: BBC News