¿Cómo de inteligente es tu ropa?

Una nueva investigación de la Universidad Concordia ha llamado la atención sobre el futuro de la moda, al ofrecer una visión más cercana del próximo salto cualitativo en el diseño textil: unos tejidos computarizados que cambian de color y de forma en respuesta al movimiento.
 
 
Ropa inteligente que cambia de color y de forma en respuesta al movimiento desarrollada por la Universidad Concordia

Fuente: xslabs.net

 
 
El proyecto se llama “Karma Camaleon” y su artífice es Joanna Berzowska, profesora y directora del Departamento de Diseño y artes gráficas por ordenador en la Universidad Concordia.

 
Como parte del proyecto, Berzowska ha desarrollado unos tejidos electrónicos interactivos que obtienen energía directamente del cuerpo humano, almacenan dicha energía y, luego, la utilizan para cambiar las propiedades visuales de las prendas de vestir.
 
La principal innovación de este proyecto de investigación es la capacidad de integrar estas funciones informáticas o electrónicas dentro de la fibra en sí: en lugar de estar unidos al tejido, los componentes electrónicos se tejen en estas nuevas fibras compuestas.
 
Las fibras se componen de múltiples capas de polímeros, que cuando se estiran y alargan a un diámetro pequeño, comienzan a interactuar entre sí.
 
El tejido, producido en colaboración con Maksim Skorobogatiy, de la École Polytechnique, representa un avance significativo en el desarrollo de los “tejidos inteligentes”.

 

XS Labs

 
Berzowska lleva años investigando cómo incorporar la computación en los tejidos, en lugar de llevar dispositivos en nuestro cuerpo. Para ello, ha creado un espacio de investigación denominado XS Labs.
 
XS Labs, Universidad Concordia

Fuente: xslabs.net

 
 
XS Labs forma parte del grupo Textiles and Materiality (Textiles y materialidad) del nuevo Instituto Milieux del Arte, Cultura y Tecnología de la Universidad Concordia, en Montreal, Quebec, Canadá.

 
Algunos ejemplos de las prendas diseñadas por Berzowska son:
  • El vestido Reclaim, equipado con globos de silicona que se pueden inflar si la persona que lo viste decide que necesita más espacio personal.
  • La chaqueta Acouphène, bordada con unos altavoces que se activan al tacto, creando un entorno sonoro tridimensional alrededor del usuario.

Fuente: Concordia

 
 
Seguir leyendo:

Añadir Comentario