El desafío de los alcaldes

Ciudades innovadoras


Necesitamos ciudades que funcionen, con soluciones visionarias que puedan ser fácilmente replicadas” (Michael Bloomberg).

En los últimos tiempos se han ido acuñando muchos adjetivos para calificar a las ciudades: digitales, inteligentes, saludables, singulares, de la ciencia y la innovación, creativas …no siendo excluyentes estos apelativos que les aportan un toque de distinción a las urbes y a los territorios en general. En un post anterior sugería que se aglutinaran estos conceptos bajo el epígrafe de ciudades innovadoras.

Molina de Segura, por citar el caso de una población muy cercana, relativamente pequeña, de menos de 100.000 habitantes (más adelante explicaremos este matiz), que conozco bien, puede ser considerada como una ciudad de los adjetivos positivos, por ostentar varios de estos distintivos, aparte de ser uno de los municipios españoles pioneros en su destacable apuesta por el modelo de Gobierno Abierto. Algo de “culpa” tendrá su alcalde, Eduardo Contreras.

Los alcaldes tienen mucho que decir en materia de innovación

En puridad, la innovación no es un concepto inmaterial, son las personas creativas las que pueden desarrollar esa capacidad, entendiendo por innovación la última acepción, quizá la más corta que conozco, acuñada por el Gobierno británico: “ideas nuevas que funcionan” (We define innovation as ‘new ideas that work’ says Geoff Mulgan, CEO of Nesta), y las ideas las tienen las personas, y las personas residen en ciudades de forma mayoritaria y creciente.

Tiene sentido, por tanto, personalizar el reto innovador en los alcaldes, que son, como líderes de los municipios, junto a los de los gobiernos, y los de los agentes sociales los que deben facilitar los entornos propicios para que las ideas puedan generarse, filtrarse y finalmente funcionar, es decir, producir los efectos deseados, y que sean reconocidos como tales por los ciudadanos, cuya participación activa también debe motivarse.

La idea de innovación va asociada a la resolución de problemas concretos, para lo cual existen metodologías como Design Thinking o Lean Startup que se pueden aplicar tanto para resolver dificultades que debe afrontar una pequeña organización como para abordar los grandes problemas que afectan a la sociedad actual, los llamados wicked problems, los problemas aviesos, que caen dentro de la esfera de lo que se entiende como innovación abierta y social y sobre los que los municipios, y sobre todo, las grandes ciudades, y por lo tanto, sus alcaldes tienen mucho que decir.

Desafío de los alcaldes

El exalcalde de Nueva York, empresario y filántropo, Michael Bloomberg es un convencido de que la innovación, estructurada e incardinada en la gobernanza municipal, es un elemento estratégico de desarrollo económico y de cohesión social.
Consecuente con este pensamiento, Bloomberg convocó para el curso 2013-2014, en Europa, (lo había hecho previamente en 2012 en Estados Unidos), un premio para ciudades innovadoras, de más de 100.000 habitantes, al que denominó Mayors Challenge (Desafío de los alcaldes), dotado con 9 millones de euros, de los que 5 millones serían para la ganadora, la más audaz y más transferible en su propuesta y 1 millón para cada una de las cuatro ciudades finalistas que aportaran ideas para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos.
Las propuestas debían incardinarse en cinco áreas preferentes de actuación:

  • Desarrollo económico, haciendo especial hincapié en el desempleo juvenil y la formación de los jóvenes para el mundo del trabajo.
  • Participación ciudadana en los asuntos públicos.
  • Inclusión Social
  • Salud y bienestar: mejora de la calidad de vida, promoción de hábitos saludables y sostenibilidad sanitaria
  • Compromiso con el medio ambiente

En la edición europea se presentaron 155 proyectos, de los cuales 23 han correspondido a ciudades españolas, entre ellos algunos de urbes tan cercanas como Alicante, Elche y Murcia, que merecen un pequeño comentario.

  • Alicante: Alicante Foodtopía City, proyecto de alimentación saludable y sostenible
  • Elche: proyecto Actúa, para facilitar la reanimación cardiopulmonar y evitar muertes por infartos.
  • Murcia: proyecto de ahorro energético en la iluminación de los edificios públicos.

The winner is … Barcelona

A juicio de un prestigioso jurado, las cinco ciudades que resultaron finalistas fueron Atenas, Barcelona, Estocolmo, Kirklees (UK) y Varsovia, con iniciativas relativamente sencillas y fácilmente replicables que producen un gran impacto transformador en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Aquí va un breve extracto de estos proyectos:

  • ATENAS. Compromiso Cívico: Capacitar a los ciudadanos con una nueva plataforma en línea para hacer frente a la gran cantidad de desafíos urbanos de pequeña escala acelerados por la crisis económica griega
  • BARCELONA. Envejecimiento: Mejorar la calidad de vida y limitar el aislamiento social de los mayores mediante el establecimiento de una red social de apoyo público y privado, incluyendo la familia, amigos, trabajadores sociales y voluntarios. Proyecto VINCLE BCN.
  • KIRKLEES , Reino Unido. Capital Social: Hacer un mejor uso de los recursos municipales promoviendo la participación ciudadana por medio de una plataforma diseñada para generar un entorno colaborativo que contribuya a resolver los problemas locales haciendo más con menos.
  • ESTOCOLMO. Medio ambiente: La lucha contra el cambio climático mediante la participación de los ciudadanos para producir biochar, un material orgánico que aumenta el crecimiento del árbol, secuestra carbono y purifica el agua de lluvia.
  • VARSOVIA. Transporte / Accesibilidad: Facilitar la movilidad urbana de las personas con deficiencias visuales mediante alertas auditivas avanzadas tecnológicamente que les permitirá ahorrar tiempo en los viajes y aumentar su independencia.