Maniquíes virtuales para orientar en las compras online

Nuevos “maniquíes virtuales” facilitan las compras en línea

Para muchas personas, comprar ropa en línea puede ser un poco como jugar a la ruleta rusa.
El comprador sólo averigua si lo que ha pedido realmente se adapta a su cuerpo una vez que lo ha recibido; y si no es así, se enfrenta a la molestia de volver a empaquetarlo y devolverlo. Es un problema mucho mayor de lo que se podría pensar.

probador virtual

“Casi una de cada cuatro prendas adquiridas por Internet se devuelve y el 70% de las devoluciones se deben a que el cliente adquirió la talla incorrecta”, afirma Heikki Haldre, director ejecutivo y fundador la compañía Fits.me, con sede en Londres.

Ahora, algunas empresas como la suya están utilizando la tecnología para reducir estas elevadas tasas de devolución.

Fits.me ha desarrollado un probador virtual que funciona conjuntamente con la tienda en línea de los vendedores. Los compradores introducen algunas medidas básicas y un maniquí virtual se ajusta para acoplarse a sus dimensiones.

A continuación, el usuario puede vestir al maniquí con ropa de diferentes tallas y ver cómo le quedarán las diferentes prendas antes de hacer su compra.

Más de 30 minoristas se han inscrito ya para utilizar el servicio, entre ellos Superdry, Hugo Boss y Thomas Pink.

Tener más confianza en que la ropa les quedará bien también hace que los usuarios compren más, afirma el Sr. Haldre.

“Se elimina el riesgo de comprar en línea. Y cuando este riesgo desaparece, las ventas de los minoristas a aumentan. Los usuarios del probador virtual de Fits.me compran casi dos veces más que los que no lo utilizan”.

La tecnología del tallaje electrónico también se ha introducido en el mundo de la ropa de caballero a medida de alta gama. Carlos Solorio, cofundador de la compañía estadounidense Arden Reed, quería cambiar la manera de medir a los hombres para hacerles la ropa a medida.
“La sastrería realmente no ha cambiado en los últimos 200 años”, dice. “Y por eso se nos ocurrió desarrollar la Camioneta Sastre (The Tailor Truck)”.

Su camioneta personalizada está equipada con la última tecnología de escaneo en 3D y viaja por los EE.UU.. Utilizando 14 sensores Kinect, el escáner toma más de 3,5 millones de mediciones de puntos corporales. Estas mediciones se envían a una planta de producción en Asia y el cliente recibe su traje a medida en un tiempo de cuatro a seis semanas.

“Los clientes obtienen un traje a medida por un precio que oscila entre 500-1500 dólares, lo cual es inferior a un traje a medida típico”, dice el Sr. Solorio.