La etica en los avances tecnologicos: open source, open course…

El Presidente del MIT Charles Vest sorprendió al mundo universitario al anunciar en el 2000 que su prestigiosa universidad apostaría por abrir sus cursos y materiales permitiendo que todos los usuarios del mundo pudieran tener acceso libre y gratuito. Nacía OpenCourseWare (OCW).

Hace dos días, la portada de la web del MIT abría con noticias recientes sobre este proyecto. En resumen: 700 cursos abiertos en Internet, una previsión de alcanzar los 2000 cursos en el 2008 y una extension mundial que abarca ya los cinco continentes.

No se trata únicamente de la difusión mundial de unos cursos (por mucho que estos vayan avalados por el MIT y su calidad y atractivo sea incuestionable), sino de una iniciativa que representa en realidad la implantación de una filosofía ética de un enorme alcance y que las universidades tienen la responsabilidad de liderar en la sociedad actual.

Afortunadamente la invitación del MIT esta teniendo un eco mundial esperanzador. El propósito de Vest de compartir materiales educativos libre y abiertamente, creando un modelo que otras universidades puedan seguir y mejorar, esta generando un movimiento cada vez mas participativo en favor de abrir el conocimiento y el aprendizaje a la sociedad en general, rompiendo limites y fronteras. Es un beneficio tangible de la globalización. Quizás esta debió empezar por este camino.

Universia, el portal que reúne las mas importante universidades de diez países de habla hispana y portuguesa (ya son socias 754 instituciones) ha hecho una apuesta muy inteligente y acorde con las demandas sociales de creación de un capital humano imprescindible para países con bolsas de pobreza y desigualdades sociales muy importantes. Su participación en el proyecto OCW-Universia, es un ejercicio universitario inteligente, anticipativo y en favor de movimientos que redunden en beneficio del buen uso de los avances tecnológicos y de la ciencia en general.

El titulo de la noticia con la que se hacia eco del éxito de OCW es altamente ilustrativa: La Universidad con paredes de cristal. Las universidades pueden y deben dar el salto que les permita internacionalizar sus currículos docentes, compartir, debatir, avanzar… coordinadamente en los impresionantes retos de la enseñanza y de sociedad del conocimiento en general.

Afortunadamente atrás quedan los consorcios universitarios que hacían planteamientos mercantilistas del e-learning, sin la amplitud de miras que impone una situación mundial en la distribución muy desigual de la riqueza. The New York Times hacia hacia en 2002 un balance con el muy expresivo titulo: Lessons Learned At Dot-Com U

EL proyecto OCW aspira a crear una red global de conocimiento que impulse la calidad docente. Es extraordinariamente valioso que este proyecto sea impulsado por el MIT, cuya imagen, hasta hace bien poco, estaba fuertemente asociada al elitismo de los avances tecnológicos mas importantes. Con el OCW el MIT demuestra una visión ética, posicionándose en contra de la creencia de que el conocimiento solo sea accesible para aquellos que puedan pagar o que estén cerca fisicamente de él. Con OCW el MIT ha salido de Boston para convertirse en una institución educativa plenamente mundial del siglo XXI. Universia, con aulario, la formación on line de más de 700 universidades apoya una filosofía imprescindible para mas de 600 millones de dos continentes.


One Response

  1. Anónimo 18 años ago

Añadir Comentario