Gregorio Peces Barba

El senador del PP Ignacio Cosidó ha recurrido al terrorismo verbal. En un país como España que padece y padecido el terrorismo de forma tan cruenta durante tantos años no se debería permitir a los políticos que jueguen a la demagogia política en temas tan serios. El “talante” de Mariano Rajoy , que aquí hemos alabado, debería traducirse en exigir al senador una inmediata petición de disculpa, retirando sin reservas la acusación de la que ha sido objeto Gregorio Peces Barba.

Gregorio Peces Barba

Gregorio Peces Barba fue uno de los padres de la Constitución Española, Presidente del Congreso de los Diputados en una etapa muy cercana al intento de golpe militar por parte de Tejero, es todavía Rector de la Universidad Carlos III de Madrid, un brillante catedrático de Derecho Natural y un profesor admirado por todos. Socialista por convicción, es una persona muy respetada en todos los círculos intelectuales de este país, incluso por la “vieja guardia” del PP, por su talante abierto y dialogante. Alguien apuntó ayer que, “de estar Manuel Fraga al frente del PP, Ignacio Cosidó no se hubiera atrevido a decir eso”.

Las formas en la política

Las formas en la política son fundamentales. Gobierno y oposición pueden disentir en todo. Pueden enfrentarse radicalmente. El límite en las formas es establecido por los propios principios que rigen la democracia.

Y claro, es muy grave, que un senador de un partido democrático como el PP se autopostule fuera de las propias reglas del juego democrático con una descalificación gratuita, mediando el dramatismo que para este país supone el terrorismo.

Y es muy lamentable y triste que un senador no respete a uno de los padres de la Constitución que con tanto esfuerzo e ilusión se forjó para hacer posible la democracia en España.

El PSOE y el PP, Zapatero y Rajoy, harían bien en apartar de sus filas a los agoreros de mensajes mediáticos fáciles que enrarecen nuestra democracia, devalúan nuestra capacidad de convivencia pacífica y desvirtúan los principios más solemnes de nuestra propia Constitución.

Las formas en política son importantes.

Añadir Comentario