Moratinos y la política exterior española

Pocas veces en la joven democracia española la política exterior ha pasado a desempeñar un papel tan importante como en estos momentos. El giro de 360º que el Gobierno socialista ha imprimido a las relaciones exteriores lleva consigo ir de Estados Unidos a Europa, volver la vista hacia el mundo árabe y replantear el énfasis de las relaciones en el complejo entramado existente en Iberamérica, todo esto en unos momentos en los que Bush es reelegido y no parece muy por la labor de trabajar con la España de Zapatero.

Los españoles pueden comprender y asumir las dificultades de nuestra política exterior tras la retirada de las tropas de Irak. Sin embargo, no se va a comprender la torpeza de gestos o las iniciativas que nos situen dentro de la marginalidad en en concierto actual de internacionalización que vive el mundo.

La visita de Chávez a España en estos momentos aporta poco a la política exterior española. Dejando al margen su controvertida personalidad, era de esperar un intento de hacer política de cara a su país desde España (criticas a Bush, a la oposición española…) que no benefician al gobierno Zapatero. Lo que es más sorprendente es que Miguel Angel Moratinos se sume a esta política en un contexto donde 200 empresarios se quedan esperando y los Reyes de España intentan reestablecer las relaciones con Estados Unidos.

Una visita que ha sido un éxito colosal para Chavez y la imagen que se habrá trasladado a sus partidarios en Venezuela y un fracaso de Zapatero por lo inoportuno de dejarse llevar por un mandatario que hace política en clave doméstica sirviéndose de España.

La diplomacia española debe ser más inteligente a la hora de marcar una estrategia activa en la que sea España , y no terceros países, la que fije claramente la agenda y los objetivos que se quieren alcanzar.

4 Respuestas

  1. Anónimo 15 años ago
  2. Anónimo 12 años ago
  3. Anónimo 12 años ago
  4. Anónimo 10 años ago

Añadir Comentario