Estilo Zapatero

Se comprende que el Presidente del Gobierno español tenga como pretensión llevar a la Moncloa otro estilo de Gobierno al que nos tenía acostumbrados José María Aznar. Un estilo dialogante y de moderación es un activo de la política y una garantía para la estabilidad, la concordia y la moderación política en general.

No estamos tan seguros, ni los propios españoles parecen estarlo a juzgar por los resultados de las últimas encuestas, si el estilo Zapatero parece adecuado a la hora de “administrar” tan delicado tema como el Plan Ibarretxe. A la claridad, nitidez y contundencia de la postura del PP se contrapone una aparente improvisación, opacidad y vaguedad en la gestión que Zapatero imprime a este tema. Muchos vascos pueden estar confundidos y bastantes españoles también.

Zapatero tiene una prueba de fuego. Nadie sabe si tiene control sobre el barco en estos momentos. Y no es para menos. Pensar que a estas alturas él puede convencer a Ibarretxe para que adopte la “vía Maragall” y renuncie al referendum y a su plan secesionista puede parecer a priori muy ingenuo. De haber tenido esta capacidad, tendría que haberse ejercido bastantes meses atrás.

Talante sí, contundencia, cuando se requiere, también.

Añadir Comentario