Sueño y alimentación

 
 
Sueño y alimentación

Encuentran una asociación entre lo que comemos y cómo dormimos.
 
Una investigación, publicada en la revista Appetite, muestra una relación entre el número de calorías consumidas y la duración del sueño.
 
Los autores del estudio examinaron las calorías diarias y los alimentos consumidos, así como la cantidad de tiempo que los participantes del estudio dormían, estableciendo 4 categorías: los que dormían muy poco (menos de cinco horas cada noche), poco (de cinco o seis horas cada noche), normal (de siete a ocho horas cada noche) y mucho (los que dormían nueve horas o más cada noche).
 
Encontraron que aquellos que consumían más calorías eran más propensos a dormir menos de 5 horas cada noche.
 
También identificaron diferentes asociaciones entre el tiempo de sueño y los tipos de nutrientes que los participantes comían. Por ejemplo, los que dormían muy poco tiempo consumieron menos agua, carbohidratos totales y un compuesto que se encuentra en alimentos de color rojo y naranja, en comparación con los otros tipos de durmientes. 
Por el contrario, los que dormían mucho consumieron menos de un compuesto que se encuentra en el té y chocolate, así colina un nutriente que se encuentra en los huevos y en algunas carnes, pero más alcohol.
 
En general, los investigadores observaron que los que dormían muy poco, poco y mucho tiempo tenían una dieta menos variada que aquellos cuyo sueño tenía una duración clasificada como normal (entre 7 y 8 horas cada noche).
 
Es importante señalar que este estudio sólo mostró una asociación entre la cantidad de sueño y la alimentación, pero no prueba que comer ciertos alimentos pueda causar que una persona duerma menos, o por el contrario que dormir poco haga que una persona coma ciertos alimentos. Sin embargo, los resultados son interesantes ya que son muchos los estudios que han demostrado que un sueño de duración corta se asocia con aumento de peso, obesidad, diabetes, enfermedad cardiovascular, enfermedad psiquiátrica y déficit de rendimiento.
 
También es conocido que dormir demasiado tiempo también tiene consecuencias negativas para la salud. 
 
En base a los datos, si se pudiesen identificar cuál es la combinación ideal de nutrientes y calorías para promover el sueño sano, se podrían mejorar factores como la obesidad y el riesgo cardiometabólico.
 
Gradner MA, Jackson NJ, Gerstner JR y Knutson KL. Appetite (2013). Online

Temas relacionados con: Sueño y alimentación

Añadir Comentario

Subscribe!