Omega 3 y esclerosis múltiple

Omega 3 y esclerosis múltiple

Los ácidos omega 3 no parece que proporcionen ningún beneficio en el tratamiento de la esclerosis múltiple. 

 
La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmunitaria que consiste en la aparición de lesiones en el cerebro y en la médula espinal. Es causada por el daño en las vainas de mielina, la cubierta protectora que rodea a las neuronas, y produce que los impulsos nerviosos disminuyan o se detengan. 
Los resultados de un ensayo aleatorio, publicado en la revista Archives of Neurology,  muestran que la suplementación con ácidos grasos omega 3 no tiene ningún efecto sobre el número de lesiones cerebrales, observadas mediante resonancia magnética, en pacientes con esclerosis múltiple, en comparación con la administración de un placebo. 
 
En el estudio se analizó a un total de 92 pacientes entre 18 y 55 años con esclerosis múltiple remitente-recidivante, que recibieron diariamente una suplementación con dos ácidos grasos, concretamente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), o un placebo. 

Después de los primeros 6 meses del ensayo, a todos los pacientes también se les administró, tres veces a la semana durante otros 18 meses, 44 mg de interferón beta-1a. 

 
A los 6, 9 y 24 meses después no se encontraron diferencias en el número de lesiones cerebrales entre lo pacientes que recibieron la suplementación con los ácidos grasos o con el placebo. 
 
No hubo diferencias en las tasas de recaída de la enfermedad, y la proporción de pacientes que no mostraron progresión de la enfermedad fue del 70% en ambos grupos. Tampoco se encontraron diferencias en la funcionalidad, fatiga o calidad de vida entre los participantes de los dos grupos.
 
Torkildsen O, Wergeland S, Bakke S, Beiske AG, Bjerve KS, Hovdal H, y col. Archives of Neurology (2012). Online

Enlaces relacionados con, omega 3 y esclerosis múltiple:

Añadir Comentario

Subscribe!