Nace el primer bebé de tres padres

Se ha utilizado una nueva técnica que incorpora el ADN de tres personas.

Esta novedosa técnica que permite a los padres con mutaciones genéticas raras tener bebés sanos, sólo ha sido aprobado legalmente en el Reino Unido.

Transferencia embriones

 

Evitando una enfermedad mitocondrial.

La madre del niño era portadora de los genes para el síndrome de Leigh, una enfermedad mortal que afecta el sistema nervioso en desarrollo. Aunque la madre está sana, el síndrome de Leigh fue responsable de la muerte de sus dos primeros hijos.

Los genes de la enfermedad residen en el ADN de las mitocondrias. Este ADN mitocondrial solo se hereda de la madre, y sólo aporta 37 genes.

El ADN mitocondrial es independiente de la mayoría de nuestro ADN, que se encuentra en el núcleo de cada célula.

Esta nueva técnica parte de una técnica conocida como transferencia nuclear, que consiste en fecundar tanto el óvulo de la madre como el óvulo de una donante con el esperma del padre.

Antes de que los dos óvulos fertilizados comience a dividirse, se elimina su núcleo. El núcleo del óvulo fertilizado de la donante se desecha y se sustituye por el núcleo del óvulo fertilizado de la madre. Solo se utiliza el núcleo de óvulo fertilizado de la madre, el resto se desecha, y así se consigue no utilizar el ADN mitocondrial de la madre que es defectuoso (es el que tiene los genes de la enfermedad de Leigh).

 

Técnica de los “tres padres”.

Sin embargo, esta técnica no era apropiado para la pareja, ya que por razones religiosas se oponían a la destrucción de dos embriones.

bebe-adn-3-padres

Los autores de la nueva técnica utilizaron un enfoque diferente.

Eliminaron el núcleo de uno de los óvulos de la madre y lo incorporaron en el óvulo de la donante al que se le había eliminado el núcleo. A continuación, el óvulo resultante, que tenía el ADN nuclear de la madre y el ADN mitocondrial de la donante, fue fertilizado con el esperma del padre.

Se formaron cinco embriones, de los cuales solamente uno se desarrolló con normalidad. Este embrión se implantó en la madre, y a los 9 meses dio a luz a un niño sano.

 

Ninguno de estos métodos ha sido aprobado en los EE.UU.

La mayor preocupación es la seguridad.

Este tipo de técnicas ya fueron utilizadas con anterioridad en la década de los 90, cuando se inyecta el ADN mitocondrial de una donante en el óvulo de otra mujer, junto con el esperma de su pareja. Algunos de los bebés desarrollaron trastornos genéticos, y la técnica fue prohibida.

Los investigadores creen que el problema podría haberse debido al hecho de que los bebés eran portadores de ADN mitocondrial procedente de los óvulos de dos mujeres distintas.

Ahora con la nueva técnica esto queda resuelto. Al analizar las mitocondrias del bebé nacido a partir de la nueva técnica se encontró que menos del 1% de estas mitocondrias eran portadoras de la mutación. Y ésto es demasiado poco como para causar ningún problema (se cree que se necesitaría que aproximadamente el 18%de las mitocondrias estuvieran afectadas antes de que apareciesen problemas).

 

Seguir leyendo: 

Añadir Comentario

Subscribe!