¿Las mascotas pueden contagiar el Ébola?

¿Las mascotas pueden contagiar el Ébola?

En las primeras infecciones de Ébola que se han producido fuera del continente africano, las enfermeras contagiadas por el virus tenían un perro. En cada caso, el desenlace ha sido distinto: el perro de la enfermera española ha sido sacrificado, mientras que el de la enfermera norteamericana ha sido puesto en cuarentena.
Son muchas las dudas que existen actualmente en relación a la posible transmisión perro-humano del virus del Ébola, por lo que tampoco conocemos qué actuación ha sido la correcta.
Lo que si que se sabe es que el Ébola es una enfermedad zoonótica, es decir que pasó a un huésped humano a partir de un animal. Su reservorio natural parecen ser los murciélagos de la fruta. Los murciélagos son capaces de vivir con el virus sin enfermar, mientras que en un gran porcentaje de primates como gorilas o chimpancés y en los humanos, el virus desencadena una muerte rápida.

¿Qué ocurre con los animales de compañía?
Los datos que se tienen sobre este tipo de animales proceden de estudios realizados en otros brotes de Ébola ocurridos en África. Así por ejemplo, se ha encontrado el virus del Ébola en algunos animales africanos cazados como antílopes y roedores
No se ha encontrado el virus del Ébola en ningún felino africano, como los leones, por lo que se supone que los gatos podrían ser inmunes.
En el caso de animales como los cerdos, caballos y cabras, que han sido infectados experimentalmente, no han aparecido síntomas, y si los tenían eran leves. 
Pero, con respecto a los perros el caso es distinto. Existe un estudio que sugiere que los perros podrían ser portadores del virus del Ébola. En el estudio, de los más de 300 perros analizados después del brote de Ébola de 2001 en Gabón, entre el 9% y el 25% tenían anticuerpos contra el virus.

Ésto significa que probablemente fueron infectados por el virus del Ébola, pero sobrevivieron a la infección. Muchos de ellos eran perros callejeros que podrían haberse infectado por comercarne de animales silvestres infectados, de cadáveres o por lamer vómito humano. 

Existen enfermedades, como la poliomielitis y la fiebre tifoidea, en las que algunas personas solo son portadoras y no enferman, mientras que para otras personas la infección es mortal. Por lo tanto, esto podría ser el caso de los perros, es decir, aunque ellos no enferman sí que podrían actuar como vectores de transmisión.
Es importante recordar que aunque un perro infectado fuera puesto en cuarentena, tendría que ser enjaulado indefinidamente. La falta de estudios sobre los períodos de incubación y los riesgos de transmisión del virus hace que se desconozca cuánto tiempo podría seguir siendo infeccioso el animal, y por tanto durante cuánto tiempo tendría que estar el animal en cuarentena.
¿Qué opción crees que es la correcta? ¿El sacrificio o la cuarentena? Esperamos tu opinión.
Lecturas relacionadas con: ¿Las mascotas pueden contagiar el Ébola?

Añadir Comentario

Subscribe!