¿Funcionan realmente las cintas de kinesiología?

¿Funcionan realmente las cintas de kinesiología?


¿Las cintas kinesiológicas alivian el dolor y las lesiones mientras se hace ejercicio? 

Las cintas de kinesiología están fabricadas en un tejido fino, ligero y elástico, que supuestamente mejora el rendimiento físico y reduce el riesgo de lesiones mediante la amplificación de la propiocepción. La propiocepción es el sentido de que indica al cerebro dónde se colocan las extremidades.
Fue desarrollada por primera vez en la década de 1970 por el quiropráctico japonés Kenzo Kase. Los partidarios de esta técnica afirma que puede:
  • aliviar el dolor.
  • reducir la inflamación.
  • relajar los músculos.
  • mejorar el rendimiento.
  • ayudar con la rehabilitación.

  • apoyar los músculos durante un evento deportivo.

La cinta de kinesiología ofrece un apoyo estructural o muscular, puede corregir problemas posturales y aumenta el flujo sanguíneo y el drenaje linfático.
Cuando la cinta se aplica correctamente, mejora la curación de las lesiones porque mantienen ligeramente separada la piel de los tejidos lesionados o doloridos, creando un pequeño espacio entre las capas musculares y la dermis, lo que mejora el flujo sanguíneo y el drenaje linfático, y mantiene unidas las articulaciones y los músculos lesionados sin impedir el movimiento.

Las cintas kinesiológicas puede que tengan beneficios para la salud como mejorar la flexibilidad muscular y reducir el dolor, pero los hipotéticos beneficios aún no tienen ninguna evidencia científica sólida. No hay estudios concluyentes que demuestren que la cinta de kinesiología permite reducir las lesiones deportivas.

Algunos expertos contrarios sugieren que puede haber un efecto placebo en el uso de la cinta. Si los atletas piensan que la cinta les ayudará a mantener sus músculos, puede que aumente su confianza, haciendo que acaben creyendo que son útiles.
Seguir leyendo: 

Añadir Comentario

Subscribe!