Experiencias después de la muerte: Qué dice la Medicina


A todos nos gustaría saberlo, y aunque no podemos preguntarle a las personas que ya han muerto, los avances en Medicina de Reanimación pueden ser de ayuda a la hora de buscar una explicación..

Con las técnicas de reanimación se puede conseguir revivir a una persona después de que su corazón ha dejado de latir y de que su cerebro deje de tener actividad.

¿Qué pasa cuándo nos morimos?

Cuando se produce un paro cardíaco, el corazón se detiene y el flujo sanguíneo al cerebro cesa. Al no haber flujo de sangre al cerebro, no hay actividad.
Las escuelas de medicina enseñan que sólo se tienen cinco minutos después de que el corazón se haya detenido antes de que el cerebro se dañe.
Esto no es exactamente cierto. Algunas personas que han sido dadas clínicamente por muertas durante más tiempo, han sido capaces de sobrevivir con sus cerebros intactos.

¿Cómo explica la ciencia las experiencias cercanas a la muerte?

La sensación de que la propia “alma” ha dejado el cuerpo, del viaje hacia una luz brillante y de una sensación maravillosa de paz y felicidad son algunas de las experiencias que repiten algunas de las personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte.

Estos fenómenos, casi místicos, parecen tener una posible explicación médica.

Las evidencias que se tienen hasta ahora parecen indicar que tras la muerte, la conciencia humana no desaparece. Podría continuar durante unas horas después de la muerte, aunque en un estado de “hibernación” que no podemos ver desde el exterior.

La clave: cerebro y corazón.

En los momentos previos a la muerte, el cerebro envía señales al corazón. Es esta ráfaga de actividad cerebral la clave para la desaparición del ritmo cardíaco, y muy probablemente la base de las experiencias cercanas a la muerte.
La reducción de oxígeno que se produce durante un paro cardíaco puede estimular la actividad cerebral característica del procesamiento consciente.

El cerebro es mucho más activo durante el proceso de la muerte que en el estado de vigilia.

Se postula que una vez que el corazón se ha parado se produce un aumento de la actividad cerebral, que también puede ocurrir durante las experiencias humanas cercanas a la muerte, y esto daría lugar a un estado elevado de conciencia, que incluiría las visiones que experimentan los supervivientes de un paro cardíaco.

Añadir Comentario

Subscribe!