¿Cómo mejorar la lectura en niños disléxicos?

¿Cómo mejorar la lectura en niños disléxicos?

Separar las letras mejora la lectura en niños disléxicos.
Ampliar el espacio entre las letras de las palabras aumenta la velocidad y la precisión de la lectura en los niños disléxicos.
La dislexia es la dificultad en la lectura, que imposibilita su comprensión correcta, y que afecta al 5% de la población en edad escolar. 
Se produce como consecuencia de una discrepancia entre el potencial de aprendizaje y el nivel de rendimiento de un sujeto, sin que exista algún tipo de problema sensorial, físico, motor o de deficiencia educativa.
 
Existen factores hereditarios que predisponen a padecerla, aunque no está claro si existen otros factores que pueden estar implicados en este trastorno, como causas genéticas, dificultades en el embarazo o en el parto, lesiones cerebrales, problemas emocionales, déficits espaciotemporales o problemas en cuanto a la orientación secuencial, de percepción visual o dificultades adaptativas en la escuela.

Los resultados del nuevo estudio, publicados en la prestigiosa revista Proceeding of National Academy of Science, revelaron que aumentar el espacio entre las letras acelera la lectura en niños con dislexia en más de 20%, y que reduce a la mitad el número de errores en la lectura de textos. 
Esto suponen una solución fácil que se podría poner en práctica con los libros electrónicos y con otras formas de tecnología, ya que permiten manipular el texto con muy poca dificultad.
La manipulación de los espacios se basa en un fenómeno conocido como aglomeración visual, por el que es más difícil identificar una letra cuando está rodeada de cerca por otras letras. Esa aglomeración, que afecta de forma anómala a los que sufren de dislexia, impide el reconocimiento de las letras.
La nueva investigación, realizada por investigadores italianos y franceses, se realizó con 34 niños italianos y 40 niños franceses con dislexia, de entre 8 a 14 años. 
Los niños leyeron un texto formado por 24 oraciones significativas y cortas que no se relacionaban entre sí para evitar el uso de pistas contextuales. El espacio estándar entre las letras se aumentó en 2.5, y se pidió a cada niño que leyera el mismo texto con un intervalo de dos semanas para medir las diferencias en la velocidad y la precisión.
No se observaron diferencias en la mejora entre niños disléxicos italianos y franceses, lo que indica que los resultados son relevantes independientemente de la lengua materna.

Zorzi M, Barbiero C, Facoetti A, Lonciari I, Carrozzi M, Montico M, y col. (2012). Proceedings of National Academy of Science. Online.

Añadir Comentario

Subscribe!