Jardinería | Plantas de interior | El Riego por surcos

El Riego por surcos


Por surco entendemos las hendiduras que se realizan en la tierra para dar paso al agua por debajo de la superficie de cultivo y a través del surco. Al taponar temporalmente el extremo del surco conseguiremos retener el agua el tiempo necesario hasta conseguir el riego deseado.

Es aconsejable en aquellos cultivos que son sensibles al exceso de humedad por el contacto directo del agua sobre los tallos de las plantas que deseamos cultivar.

Por surco entendemos las hendiduras que se realizan en la tierra para dar paso al agua por debajo de la superficie de cultivo y a través del surco. Al taponar temporalmente el extremo del surco conseguiremos retener el agua el tiempo necesario hasta conseguir el riego deseado.

Es aconsejable en aquellos cultivos que son sensibles al exceso de humedad por el contacto directo del agua sobre los tallos de las plantas que deseamos cultivar.







 
 



 





 

 







Al final se trata de un forma de riego por inundación (limitada a la cabida del surco y sin cubrir nunca el caballón) desde la parte de las raíces y hacia arriba para evitar los daños que el agua puede producir en su contacto directo sobre los tallos o los frutos de las plantas que queremos cultivar y a los que, por sus especiales características, no les conviene ese contacto.

Generalmente estos surcos tienen forma de V o de U y tienen una dimensión que puede variar ente 25 a 80 centímetros de altura y una distancia entre surco y surco dependiente del suelo o del tipo de maquinaria que se vaya a utilizar.

Es un tipo de riego muy aconsejable cuando las plantas son de poca alzada o reptantes y con el fruto pegado al suelo (melones, calabazas, tomates, etc.) o bien cuando la plantación se realiza en hileras (maíz, patatas, remolacha, lechuga, etc.)

En el primer caso lo aconsejable sería surcos en forma de U y en las hileras la forma de V, aunque hay que aclarar que la forma del surco está también en relación con la mayor o menor velocidad de absorción que tenga la tierra y por tanto de su mayor o menor permeabilidad.


APLICACIÓN EN JARDINERIA DEL RIEGO POR SURCOS

En los jardines de cierta dimensión puede utilizarse el sistema de riego por surcos en aquellas zonas donde el cultivo lo requiera, y suponiendo que el aporte del agua a los surcos se haga por medio de la manguera . En este caso la necesidad de utilizar este tipo de riego vendría determinada bien porque algunas de las plantas que se quieran utilizar sean especialmente sensibles a la “botritis”(putrefacción del cuello de la planta) o bien porque el riego de manguera sea más cómodo de esta forma o incluso más útil porque evita que el agua desde la manguera (por arriba) pueda ocasionar daños a las flores y a las hojas especialmente sensibles al choque violento del agua.

También es aconsejable, si no existe gotero, en los arriates o borduras de mezcla de plantas (mixed border).

Búsqueda personalizada
comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email