Geranio - Pelargonium


Características y cuidados del Geranio

El Geranio pertenece a la familia de las Geraniáceas, pero son plantas de exterior resistentes que se cultivan en los jardines y sobre todo en los balcones. El género Pelargonium incluye unas 230 especies y su nombre procede de la palabra griega pelargos, cigüeña. Con ello se hace referencia al fruto que recuerda al pico de la cigüeña.

¿Cómo cuidar un geranio?

Aunque son plantas de exterior, se pueden cultivar en interior si disponen de mucha luz. Existe una variedad que es trepadora, los pelargonios hederiformes. Se les puede hacer subir o trepar por una vara o una espaldera pequeña.







 
 



 





 

 







Son plantas con flores de atractivos colores que florecen durante todo el verano. Es una planta que florece mejor en una maceta estrecha que en una gran maceta y se debe realizar una poda vigorosa en primavera para que arranque con más fuerza en verano. Para esta poda es necesario arrancar las hojas secas y las muertas por su punto de unión al tallo.

Cómo cuidar un geranio: consejos básicos

¿Cómo cuidar un geranio?

Tamaño

El geranio alcanza más o menos los 45cm de altura. Puede crecer más pero tiende a no dar flores por lo que no es recomendado que se dejen crecer mucho más de los 45cm de altura.

Luz y temperatura

Para que un geranio crezca bien necesita mucha luz. Los geranios crecen con temperaturas altas en verano se mantienen bien hasta los 24ºC y en invierno no deben de pasar de los 15ºC

Floración

El geranio da flores durante todo el verano.

Riego

En verano se deben de regar de 2 a 3 veces a la semana pero en verano necesita apenas agua solo cuando haya una temperatura que sobrepase los 16ºC.

Limpieza

Con un plumero basta para mantener el geranio limpio y sin polvo.

Abono

Se le debe de añadir abono líquido cada 15 días.

Problemas comunes y soluciones en el cuidado de los geranios

¿Cómo cuidar un geranio?

Problema: Ramas finas con los tallos muy separados.

Solución: La planta carece de luz solar. Llévela a un lugar más iluminado.


Problema: Las hojas de la planta tienen anillos amarillos.

Solución: La planta tiene virosis. Esto no tiene solución; se recomienda que se tire la planta y se compre una nueva


Problema: El follaje del geranio y los tallos tienen un color un tanto rojizo.

Solución: Esto se debe a que la planta se encuentra en un lugar que por la noche sufre temperaturas muy bajas. Se recomienda que se lleve la planta a un lugar más templado.


Problema: Insectos blancos voladores en la planta.

Solución: La planta tiene mosca blanca. Se recomienda que se le eche insecticida a base de resmetrina.


Problema: Aparece en el nivel del suelo de la planta una masa de brotes con hojas.

Solución: Agallas. No existe curación. Tire la planta y cómprese una nueva.


Problema: La base del tronco se vuelve negra y se pudre.

Solución: Micosis (ocasionada por bajas temperaturas y/o exceso de riego). Normalmente resulta fatal.


Otros consejos

Poda
Recorte los tallos a 1/3 o a la mitad (depende del tamaño) en primavera; luego unte los cortes con azufre para evitar que la planta sufra micosis.

Tipo de Tierra
Nº 1 de marga o un compost de turba.

Geranio

 

Búsqueda personalizada
RSS
comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email