Cómo crear un lugar de trabajo dentro de casa

Un lugar de trabajo se puede crear casi en cualquier sitio, siempre y cuando se disponga del espacio necesario para ello. Para crear el propio espacio de trabajo se puede elegir, entre sujetar la superficie con listones fijados a dos paredes u olvidarse de los listones y combinar dos módulos de cajones y armario. Otra opción también valida es apoyar un extremo sobre un listón mural y el otro extremo sobre unas patas.
Es muy importante decidir cómo desea usar el mueble, de pie o sentado. En cualquier caso debes procurar que tenga la altura adecuada para apoyarse sobre él, así como que el nuevo lugar de trabajo se encuentre cerca de enchufes y de la corriente eléctrica, tenga buena iluminación y se den las condiciones idóneas para un lugar de trabajo agradable.

Pasos a seguir para la construcción de un lugar de trabajo

  1. Para realizar los lados de la base, cortar dos trozos de madera de la profundidad del cajón. Para ello, emplear una fresadora integral para recortar todos los rebajos necesarios. Realizar los rebajos a lo largo del extremo posterior de las planchas. Para realizar esta operación, guiar la fresadora con un listón y preparar para que penetre hasta la mitad del espesor de la pieza.
  2. Para realizar la parte superior e inferior del conjunto, cortar dos trozos de madera de la misma profundidad que el cajón e igual de anchos que la puerta. Taladrar tres agujeros avellanados en la parte posterior de los rebajos de las piezas laterales y montar la caja deslizando los extremos de las piezas en los rebajos de las piezas. Después atornillar todo el conjunto con un taladro eléctrico.
  3. Reforzar el armario con un fondo. Cortar una lámina de tablex para el fondo y clavar. Para hacer la balda, cortar otro trozo de madera del ancho y de la misma profundidad del armario, e introducir en los rebajos. Después, taladrar agujeros en los rebajos desde el exterior del mueble, avellanear y atornillar la balda.
  4. Marcar la posición de las guías de los cajones en el interior del mueble. Hacer los agujero para los tornillos e instalar las guías. Meter el cajón para comprobar que la pieza encaja y el cajón abre y cierra bien. A continuación, sacar y dejar a un lado hasta que el mueble esté acabado.
  5. Hacer un plinto para que la puerta abra bien, cortar cuatro listones de madera de 5 cm más cortos que las dimensiones de la tapa. Juntar y atornillar. Atornillar también el plinto a la base del mueble; atornillar las bisagras contra el armario. Después taladrar los agujeros para los tornillos e instalar las bisagras.
  6. Cortar un listón del ancho de la tapa y desplazar el mueble hasta la pared. Apoyar la tapa sobre él y señalar la altura de la pared. Trazar una línea horizontal desde la marca y taladrar agujeros en el listón, marcando la posición de estos en la pared. Volver a taladrar agujeros en las señales e introducir tacos, atornillando el listón.
  7. Cortar la tapa a la longitud deseada y correcta y poner un extremo encima del mueble y el otro sobre el listón. Atornillar la tapa al listón con las escuadras de plástico blanco. Para fijar el armario a la tapa, taladrar agujeros a través de la parte superior del armario hasta la tapa, justo antes de atornillarlo.

Si tienes alguna duda, pregúntame y responderé lo antes posible.

Añadir Comentario